Covid: en Misiones se redujo la muerte de personas mayores de 65 años

La Región 12 de mayo de 2021
vacunacion-6

En los últimos 31 días fallecieron 17 adultos mayores a causa del coronavirus

Aún no hay estudios oficiales, pero se estima que esta disminución se debe a la vacunación de ese grupo de riesgo, que era en el que más vidas se perdían

Mientras que a nivel nacional algunas provincias viven su peor momento de la segunda ola del coronavirus, aportando a los récords de casos y muertes que se sucedieron en los últimos días, en Misiones el panorama es muy diferente.

 En ese sentido, según el procesamiento de datos que hizo El Territorio en base a lo suministrado por los partes epidemiológicos, en los últimos 31 días se redujeron los decesos de los adultos mayores desde los 65 años. Si bien se trata de una diferencia aún pequeña, resulta significativa puesto que desde que se produjo la primera muerte, en abril del año pasado, quienes perdían la vida eran de este grupo etario en su mayoría.

 Para tener una idea de la tendencia: según cifras oficiales, de 50 muertes registradas a consecuencia de Covid-19 en ese período de 31 días, 17 corresponden a mayores de 65 años, es decir un 34% del total. Mientras, en meses anteriores la mayoría de las víctimas mortales tenían más de 70 años, además de sus comorbilidades.

 Ahora las muertes se producen en personas que tienen entre 28 y 55 años, según los datos que aportan desde el Ministerio de Salud Pública sobre los óbitos. Este grupo es, al mismo tiempo, el que está ocupando la mayoría de las camas críticas a nivel país, cuando meses atrás la realidad era todo lo contrario.

 Si bien aún es muy pronto para hacer un análisis sobre el impacto de la vacunación en la población misionera, desde la cartera sanitaria provincial estimaron que la inmunización es un factor en esta variante, aunque también destacan los cuidados de prevención frente a la enfermedad y la rápida intervención en el tratamiento.

 Dada la mortalidad de los adultos mayores a causa del Sars-Cov-2, para Misiones siempre fue prioridad inmunizarlos, por lo que después de que se iniciara la vacunación al personal de salud el 29 de diciembre del año pasado, los siguientes fueron ellos. Primero se habilitó para aquellos que tenían 75 años y más en apenas siete localidades, el pasado 19 de febrero. Cuatro días después se incluyó a misioneros desde los 65 años. Se estima que el 70% de este grupo ya recibió al menos una dosis.

 Por otra parte, días atrás se empezó con la vacunación a demanda a personas desde los 60 años, el objetivo es acelerar el proceso de inmunización contra el Covid-19 antes de la llegada de los fríos más intensos y frente al temor de la posible circulación de nuevas variantes de coronavirus en la provincia.

 En la tierra colorada hay al menos 200 mil personas mayores de 60 años y aún restan ser inoculados unos 30 mil de esa franja etaria.

 Desde que se comenzó con el plan de inmunización frente al coronavirus se dejó en claro que las vacunas no evitarían los contagios, pero sí reducirían las internaciones en las unidades de terapia intensiva (UTI) y, por consiguiente, las muertes.

 En este contexto, en los últimos brotes en residencias de ancianos donde la mayoría de los residentes habían sido vacunados, casi todos cursaron la enfermedad de manera superadora y sin complicaciones. No obstante, en los anteriores contagios dentro de geriátricos se tuvo que lamentar la muerte de varios ancianos.

 Otro dato a tener en cuenta sobre la situación de Misiones frente al Covid-19 es que desde el 8 de enero los casos diarios rondan el centenar y, al mismo tiempo, se redujo la cantidad de fallecimientos acumulados durante los últimos 31 días: un total de 50, mientras que en el período del 10 de marzo al 10 de abril fueron 71 y anteriormente habían sido 60 decesos. 

 Edad promedio que ocupa las camas críticas es de 53 años

 Semanas atrás, la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (Sati) difundió una encuesta realizada a nivel nacional que incluyó los datos aportados por profesionales de la salud. Del estudio participaron 163 unidades de cuidados intensivos (84 públicas y 79 privadas), que representan un total de 3.332 camas.

 El informe arrojó una tasa de ocupación del 90% en el país y un 95% en el Amba, con lo cual, a diferencia del escenario el año pasado, la chance de un colapso sanitario se encuentra cada vez más cercana. 

 En este marco, el dato distintivo fue el promedio de edad de los pacientes internados: 53 años, cuando durante el año pasado el promedio era de 70 años.

 Aunque no existe un estudio que pueda confirmar las causas de esa baja en la edad promedio de los pacientes internados, algunos especialistas coinciden en que el fenómeno se produce porque buena parte de la población de adultos mayores está inmunizada. 

 La hipótesis alentadora que suele proponerse es que, como efecto, los pacientes más jóvenes dan más batalla al Covid-19 y ello podría conducir a la disminución de la letalidad -la cantidad de muertos en relación a los casos confirmados- en el mediano plazo.  “Fallecidos jóvenes hubo siempre. Ahora bien, cuando la mayoría de los adultos mayores completen la inmunidad efectiva al menos con una dosis, los menores de 60 años pasarán a ser mayoría de los decesos”, sostuvo el senador provincial correntino y analista de datos Martín Barrionuevo a Página 12.

 En diálogo con el mismo medio, Mario Lozano, virólogo del Conicet y especialista en vacunas, sostuvo sobre otra arista del informe de la Sati: “Un 93,5% de los pacientes UTI no estaban vacunados, un 5,4% están vacunados con una sola dosis y sólo el 1,1% tuvieron las dos dosis. En definitiva, lo que podemos decir una vez más es que las vacunas funcionan. Lo fundamental será ganar tiempo para evitar que la variante de Manaos se distribuya tan ampliamente que ponga en duda la protección que confieren”.

el territorio 

Te puede interesar