Clubes de fútbol en crisis: "Se encuentra en serio riesgo la vida y continuidad", advirtieron dirigentes obereños

Deportes 07 de mayo de 2021
ffdeee27-5663-4996-a8f4-c31113648fab

Esperan por el reinicio de las competencias oficiales y protocolizadas, mientras crecen los torneos de fútbol amateur en los cuales no existen muchos controles. Destacaron el rol social de los clubes y pidieron ayuda para no desaparecer.

La falta de competencia oficial en Misiones y la proliferación de los torneos libres no federados, con arbitraje profesional, sin protocolos ni control en la asistencia de público, y en la mayoría de los casos autorizados por los propios municipios en los que se disputan, potenció el descontento y motivó el reclamo de los dirigentes de los clubes que integran la Liga Regional Obereña de Fútbol (LROF) que, como todos en la provincia, están más de un año sin poder competir como consecuencia de la pandemia de coronavirus y en ese contexto, aseguran estar cada vez más endeudados.

 Hace alrededor de tres meses, tanto la Federación Misionera de Fútbol (FeMiFu) como la Liga Regional Obereña presentaron el protocolo para el reinicio de los campeonatos oficiales con asistencia limitada de público durante los partidos.

 Fue a modo de continuidad del primer paso, que fue la autorización de entrenamientos con la modalidad “burbuja” y respetando las medidas de bioseguridad vigentes, pero hasta el momento no fue aprobado con el argumento de que las competencias de conjunto conllevan mucho riesgo en un contexto en el que se busca controlar los contagios.

 Los dirigentes no ven en el horizonte cercano que la pelota pueda comenzar a rodar por lo que decidieron enviar una nota al gobernador, Oscar Herrera Ahuad, poniendo en relieve la situación de los clubes de la zona Centro y advirtiendo que sin competencia y sin posibilidad de generar recursos con los torneos, los clubes están a punto de desaparecer.

 La misiva, que lleva la firma del presidente de la LROF, Raúl Benítez y de Juan Carlos Spaciuk, de FeMiFu, expone que “se encuentra en serio riesgo la vida y continuidad de los clubes de fútbol” y en ese contexto, pidieron al mandatario misionero que “no permita que desaparezcan dejando abandonados a tantos niños y jóvenes”, haciendo principal hincapié “en el rol social de contención que tienen en los barrios”.

Panorama crítico

 La nota es en realidad un crudo informe en el cual los dirigentes obereños expusieron que “los clubes de fútbol que forman parte de esta liga han cumplido siempre con todas las disposiciones, resoluciones, reglamentaciones y legislación, ya sea nacional, provincial y municipal, tanto durante el ASPO como en el DISPO, practicando hasta la fecha únicamente entrenamiento deportivo, conforme protocolo autorizado”.

 “Es de destacar que, en el fiel cumplimiento de las medidas sanitarias vigentes a fin de evitar la propagación de la Covid-19, no se ha reportado caso alguno de contagio en los entrenamientos, lo que resulta ser un dato alentador y que demuestra el compromiso asumido por parte de los clubes de fútbol”, afirmaron.

Rol deportivo y social en riesgo

 En esa línea plantearon un para nada alentador panorama deportivo, social y económico.

 “Se encuentra en serio riesgo la vida y continuidad de los clubes de fútbol, varios ellos de barrio (invisibles a los ojos de muchos) quienes cumplen un rol social importante en sectores de la población, especialmente en los de menores recursos, sin olvidar que inclusive algunos clubes poseen merenderos al que concurren muchos niños que no llegan a cubrir sus necesidades básicas alimentarias y cuyo número ha tenido un importante ascenso ante la crisis social y económica vivida. Son un importante centro de contención para niños y jóvenes”, plantearon los dirigentes, y en paralelo destacaron que pese a todo “están haciendo un inmenso esfuerzo por continuar con la práctica y enseñanza de fútbol a niños y jóvenes, todo con el esfuerzo ad-honorem de sus miembros”.

 Sin competencia, más crisis

 En cuanto a la falta de competencias oficiales y cómo eso deteriora a los clubes, explicaron que “la situación económica que afecta en mayor o menor medida a todos, ha llevado a que muchos socios dejen de pagar sus cuotas, al no haber competencias ni torneos ya no se cuenta con el aporte de sponsors ni de las correspondientes publicidades, no se cuenta con el dinero que ingresaba en concepto de entradas o ganancias de la cantina. Los clubes no viven de otros ingresos”.

 “Así las cosas resulta imposible cumplir en tiempo y forma con el pago de las tasas, impuestos, contribuciones, servicios, lo que a su vez impide participar de subsidios oficiales, es decir, los clubes están en crisis y lo más grave es que no solo no pueden generar ingresos, sino que peor, están endeudados”, lamentaron.

 Sobre el final los dirigentes reiteraron que “los clubes de fútbol pocas veces reconocidos como una herramienta del Estado, siempre atienden la problemática social de una comunidad. En esta crisis sin precedentes, es igual y los clubes pasan a ser un espacio de importancia en las estrategias de contención, ayuda y apoyo comunitario”, y pidieron a Herrera Ahuad que “no permita que desaparezcan dejando abandonados a tantos niños y jóvenes. Todavía estamos a tiempo de salvar a estas instituciones”.

 El pedido concreto es que “se considere la posibilidad de aprobar, con o sin modificaciones, los protocolos presentados tanto por esta Liga (LROF) como por la Federación Misionera de Fútbol a fin de salvaguardar la vida y continuidad de los clubes”, puntualizaron.

 El mal ejemplo

 Semanas atrás circuló por redes sociales y hasta llegó a medios nacionales un video grabado en la final de un torneo amateur disputado en la localidad de Los Helechos, con la concurrencia de miles de personas, sin distanciamiento, muchos de ellos sin barbijo y violando todas las medidas que rigen en la provincia. 

el territorio 

Te puede interesar