Taparon la cámara de seguridad y desvalijaron un local de ropas

Zona Centro 04 de mayo de 2021
robo-ropa

La dueña se vio obligada a cerrar definitivamente, luego que le sustrajeran prendas y cosméticos por valor de 900 mil pesos. “Era toda mi inversión”, señaló.

Aún no se sabe cuántos eran pero sí que tiene que haber sido más de uno, puesto que los delincuentes se alzaron con toda la mercadería que se encontraba en el local. El hecho ocurrió en la madrugada de este lunes, en un negocio ubicado sobre avenida Tambor de Tacuarí casi Las Heras ,Posadas, denunció la propietaria.

 La damnificada es una comerciante de 29 años, quien de primera mano dialogó con este Diario para relatar los pormenores del caso que ahora la obligan a cerrar definitivamente su emprendimiento.

En su relato especificó que “aproximadamente a las 3, una vecina me avisó que vio la puerta abierta y la luz prendida del local” hecho que le pareció muy extraño. Instantes después, el marido de la joven se dirigió al lugar y constató que les habían entrado a robar.

“El local estaba completamente vacío, sólo dejaron los muebles”, indicó. Si bien al momento de la charla con PRIMERA EDICIÓN todavía realizaba un recuento para saber cuánta cantidad de prendas se llevaron, dijo que si sumaba todo el valor aproximado era de unos 900 mil pesos.

Además de la ropa de dama, se llevaron cosméticos, cremas, lociones, una computadora y un equipo de música. Al parecer buena parte de la mercadería la cargaron en las mochilas que también estaban a la venta. No quedó ni una sola, señaló.

 
El frente del local posee una reja hecha con gruesos barrotes, elemento de protección que la propietaria había mandado poner luego que el 24 de diciembre pasado sufriera también otro robo.  En esa ocasión los ladrones cortaron la traba de la cerradura y también se habían llevado prendas y joyas, pero por fortuna no se apoderaron de todo, explicó.

Por causa de ese robo, sumó además candados de seguridad para impedir siquiera que pudieran llegar al blindex. Pero tampoco sirvió, puesto que los rompieron e ingresaron.

Para asegurarse que no iban a quedar filmados, los delincuentes taparon con una bolsa plástica negra la cámara de seguridad que está en el frente del negocio. Ese momento no quedó registrado porque lo hicieron desde el lado de atrás.

Agregó que de los locales que están en esa vereda ya es el tercero que roban. Radicó la denuncia en la comisaría jurisdiccional y por lo que pudo saber, los investigadores estaban abocados a revisar los registros de las cámaras de videovigilancia urbana, para identificar y detener a los sospechosos.

Finalmente contó que va a cerrar el negocio porque la dejaron sin nada. Toda su inversión estaba puesta en ese local. Hace dos años que había iniciado el emprendimiento y si sumaba otros dos hurtos menores, era la cuarta vez que le robaban.

primera edición 

Te puede interesar