Empleado municipal de Libertad denunciado por abuso y prófugo

La Región 28 de abril de 2021
foto-5e1ni9lo6p20

Pidió la eximición de prisión pero la Justicia aún no resolvió . La denuncia fue radicada por la madre de una adolescente de 14 años. El acusado la contactaba por Facebook y le pedía fotos íntimas. Se habría concretado un encuentro

Un empleado municipal de Puerto Libertad se encuentra en condición de prófugo desde hace varios días tras ser denunciado por abuso sexual en perjuicio de una adolescente de 14 años y ya solicitó la eximición de prisión, aunque la Justicia aún no resolvió el pedido.

 
La denuncia que dio inicio a la causa penal que ahora se encuentra bajo investigación fue radicada por la madre de la víctima ante la Comisaría de la Mujer de Puerto Esperanza y el acusado es un hombre identificado como Sandro L., que ocuparía un cargo de preponderancia en el organigrama comunal de Libertad.

 De acuerdo a lo que pudo reconstruir El Territorio en base a diversas fuentes consultadas, el hecho salió a la luz a mediados de abril, cuando la denunciante encontró en su teléfono celular una serie de conversaciones de índole sexual entre su hija de 14 años y el funcionario puesto bajo la lupa.

 Las fuentes añadieron que la mujer solía prestarle su celular a su hija para que ella pudiera realizar sus tareas escolares y, en una de esas oportunidades, la adolescente le devolvió el aparato con su cuenta de la red social Facebook abierta, lo que permitió que su madre detectara los chats.

 El contenido de las conversaciones eran de insinuaciones sexuales en su mayoría y hasta pedidos de fotos íntimas de parte del denunciado a la adolescente, por lo cual la mujer comenzó a indagar un poco más en la cuestión y así pudo saber que incluso ya se había concretado un encuentro entre la adolescente y el empleado municipal.

 Ante esta situación, la mujer acudió a la Policía y el último fin de semana radicó la correspondiente denuncia, cuyas actuaciones luego fueron elevadas al Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, a cargo del magistrado Martín Brites.

 Las mismas fuentes añadieron que por el momento el caso se tramita como abuso sexual dado que aparentemente ya se habría concretado al menos un encuentro entre el hombre y la víctima,  pero de acuerdo al ardid desplegado por el acusado, la causa también podría ser enmarcada como ciberacoso y grooming.

 Incluso, no se descarta que hubieran más víctimas ya que una amiga de la hija de la denunciante también habría sido contactada por el mismo sujeto.

 Pesquisa y medidas

 Como primeras medidas, la Justicia ordenó el secuestro del teléfono celular de la denunciante, el cual será sometido a las correspondientes pericias telefónicas y labores de cibercrimen para recolectar toda la información considerada de interés para la causa, fundamentalmente el contenido de los chats en cuestión.

 Además de ello, las autoridades al frente del caso también ordenaron un allanamiento en la vivienda del empleado denunciado, pero el hombre no fue hallado en ese momento, por lo cual fue considerado en condición de prófugo y hasta el momento permanece en esa condición.
Dicho procedimiento fue realizado el sábado, instancia en la cual los uniformados intervinientes terminaron secuestrando una computadora que también será sometida a una exhaustiva pericia digital.

Otro dato al cual accedió este diario es que un abogado ya se presentó ante el juzgado en representación del acusado y presentó un pedido de eximición de prisión, pero el planteo aún está siendo analizado por las autoridades intervinientes y todavía no hubo resolución al respecto. También se supo que aparentemente Sandro L. pidió licencia en su lugar de trabajo el último viernes y desde allí nada más se sabe de él, excepto el pedido del  abogado que se presentó como su defensa.

Te puede interesar