Provisoriamente quedará a cargo de una enfermera. La niña tiene tres meses de edad. Está en buen estado de salud. La encontró una vecina. Anoche localizaron al padre y aseguró que no puede hacerse cargo

El drama y la conmoción se apoderaron de la localidad de Wanda ayer a la tarde, cuando se reportó el hallazgo de una beba de tres o cuatro meses abandonada en plena vía pública, que afortunadamente se encuentra en buen estado de salud.

De acuerdo a lo consignado por fuentes consultadas por este matutino, la compleja situación se conoció ayer, cerca de las 17.30, cuando efectivos de la comisaría local recibieron un llamado telefónico en el que se alertaba sobre el abandono de un infante en plena calle Pindó del barrio San Cayetano.

De inmediato, una comisión de dicha dependencia policial se dirigió hasta la sindicada zona y efectivamente constató la escena.

Las fuentes describieron que al llegar al lugar se encontraron con un changuito abandonado con una beba de aproximadamente tres meses en su interior. En el carrito también habían prendas de vestir y frazadas, aunque no se encontró ningún documento o elemento que permita establecer su identidad.

“Mi nena salió a la vereda y vio el changuito en la calle. Vino corriendo y me avisó. Ahí yo salí y vi que la beba estaba toda tapadita. Estaba en pleno sol caliente y toda tapada. Le puse un paraguas, pero no le quise tocar. Ahí llamamos a la Policía”, contó a este diario Rosa López, la mujer que reportó el hallazgo.

De manera inmediata, la primera medida dispuesta por la Policía fue el traslado de la niña hacia el hospital Samic local, donde fue atendido por los médicos de guardia, quienes afortunadamente constataron que la pequeña se encontraba en buen estado de salud.

El director del hospital, Fabio Vera, dialogó ayer con El Territorio y dio algunas precisiones sobre el caso que conmovió a la localidad.

“Es una niña de entre tres y cuatro meses. Yo soy pediatra además de ser el director del hospital, así que la examiné e impresiona el buen estado general”, expresó ante la primera consulta.

Luego, añadió que “se alimentó y se la bañó aquí en el hospital. Su llegada generó todo un revuelo acá en el hospital y todas las enfermeras y médicas también se acercaron a verla, le trajeron ropa. Todas están dispuestas a cuidarla hasta que la Policía y la Justicia decidan el proceder del caso”.

La atención brindada en el hospital fue tal, según indicaron, que una oficial de policía que tuvo hijos recientemente se ofreció a amamantar a la beba y fue bien recibido por la niña.

Mientras eso sucedía en el hospital, la Policía avanzó con la investigación pertinente para dar con los familiares de la menor y anoche se supo que habían logrado localizar al padre, quien aseguró estar separado de la madre de la niña y agregó que no podía hacerse cargo de la tenencia.

Por su parte, seguía la búsqueda de la madre y una vez localizada se notificará todo lo actuado a la Justicia de Familia de Puerto Iguazú para que sus autoridades decidan los próximos pasos a seguir.

Por lo pronto, como medida cautelar se dispuso la entrega provisoria de la beba a una enfermera del Samic.

revistacódigos, el territorio