El hombre descubrió que le eran infiel, fue a lo del amante, lo atacó y escapó del lugar con el órgano

El impactante hecho ocurrió en Estados Unidos. El atacante se declaró culpable de cortarle el pene al amante de su esposa y fue condenado por la Justicia del país americano.

La sentencia fue ejemplar: 20 años de prisión recayeron sobre Alex Bonilla, quien es oriundo de El Salvador. Además, tiene cinco hijos.

Los hechos datan de 2019, en tanto que el juicio tuvo lugar en los últimos días, indicaron fuentes judiciales.

El ataque

Bonilla descubrió que su esposa tenía un amante y perdió la cabeza: fue hasta el lugar donde vivía el tercero en discordia con un perverso plan en mente.

Allí, a punta de pistola, obligó a la víctima a sentarse en una silla y, con ayuda de unas tijeras trozadoras de pollo, le cortó los genitales para luego llevarse el pene a modo de trofeo.

Efectivos policiales, alertados por las autoridades, rodearon la casa del agresor y se lo llevaron detenido bajo cargos de robo, secuestro y agresión agravada con un arma mortal.

La víctima fue trasladada de urgencia al hospital más cercano, donde pudieron frenar la hemorragia y salvarle la vida. De todas formas, no lograron reincorporarle el órgano sexual por lo que ahora tiene que orinar con asistencia y no puede tener relaciones sexuales.
Durante el proceso judicial, el atacante se declaró culpable del hecho que se le imputa y el tribunal de Florida lo condenó a 20 años de cárcel, 10 años de libertad condicional y una indemnización a la víctima de 251.000 de dólares