En menos de 48 horas cometieron dos asaltos a golpes y bajo amedrentamiento de disparos en esta capital. Tal como lo publicó ayer PRIMERA EDICIÓN, el primero ocurrió en una vivienda de Itaembé Miní y una mujer fue atada junto a sus hijos para que los cuatro delincuentes revisaran todo el inmueble y se escaparan con una caja de seguridad con 450 mil pesos y elementos electrónicos de alto valor. Ayer lastimaron a puñetazos a la dueña de un autoservicio y a su hijo en el barrio Guazupí, también en banda y con cómplices de “campanas” en la zona.

Consumado este último atraco, investigadores de la Unidad Regional X y de la Dirección Delitos Complejos montaron un amplio operativo que permitió ubicar y detener a un remisero de 45 años en la avenida Uruguay y Comandante Rosales. Sería el que movilizó a los cuatro asaltantes hasta el minimercado y ayudarlos a escapar hacia los barrios Yohasá y Yacyretá, zona oeste de Posadas.

Allí, el juez de Instrucción 7, Miguel Mattos, ordenó tres allanamientos y fueron detenidos un joven de 22 años y su hermana de 38 y se secuestraron elementos presuntamente robados en Itaembé Miní dos días antes y ropa que coincide con la de los cuatro restantes sospechosos registrados al entrar y salir de la vivienda asaltada por cámaras de seguridad.

El Peugeot 408

Tal como lo adelantó ayer este Diario, el vehículo que buscaban desde el martes al mediodía era un Peugeot 408 gris oscuro. En el mismo, el hermano mayor de los dos detenidos ayer en barrio Yohasá se movilizaba junto a tres cordobeses y serían los que ejecutaron estos dos hechos delictivos.

El martes por la noche la pesquisa los había ubicado en una de las viviendas allanadas ayer, pero lograron escapar por motivos que no quedaron claros, ya que estaban vigilados por efectivos encubiertos y desapareció el Peugeot raudamente antes que llegara la orden de ingresar a detenerlos.

Finalmente ayer por la tarde el operativo dio el resultado buscado con alertas a fuerzas federales desplegadas en Corrientes y Entre Ríos para que fuera ubicado el Peugeot.

Fue en la localidad entrerriana de Villaguay que se obtuvo el logro deseado, una patrulla policial interceptó al automóvil con los tres cordobeses a bordo.

Tras la comunicación de la detención respectiva al juez Mattos se elaboraban los trámites anoche para retornarlos a Posadas.

De “la Docta” a Posadas

De acuerdo a fuentes consultadas, se estableció que los tres cordobeses detenidos tienen 49, 45 y 39 años y múltiples antecedentes en delitos contra la propiedad y robos calificados tanto en su lugar de procedencia como vinculación a golpes similares en Misiones.

Cada vez que se movilizaron o fueron vistos por suelo posadeño, ocurrieron atracos con sendos y jugosos botines.

La seguidilla que protagonizaron esta semana alertó sin embargo sobre la ferocidad que desplegaron. En el caso de la dueña del autoservicio y su hijo, debieron ser trasladados al Hospital Madariaga, siendo el joven el de estado más delicado por las lesiones en la cabeza que sufrió de golpes de puño y culatazos de armas de fuego.

En la vivienda de Itaembé Miní en tanto, la mujer junto a su hija de 3 años fueron amenazadas de muerte a punta de pistolas y atadas con un cinto. “Quedate tranquila que sabemos donde está tu marido, decile que no se haga el loco”, fue una de las amenazas denunciadas.

Se intenta establecer si otros hechos similares se registraron en otras jurisdicciones policiales de la capital misionera y hay testigos que puedan identificar a los siete detenidos.

Amplio operativo

Cámaras de videovigilancia del 911 de la Policía de Misiones captaron el Peugeot ayer al mediodía cruzando el puente sobre el arroyo Zaimán en la exruta 12 rumbo hacia la ruta nacional 105. Minutos después controles de ruta en Corrientes y Entre Ríos esperaban a los sospechosos.

450 mil

pesos les robaron a una madre junto a sus hijos el martes en Itaembé Miní. Tenían datos precisos de las víctimas.

primera edición