Tras tres días de paro, finalmente este viernes a las 16 regresó el servicio del transporte público a la ciudad de Oberá.

Esta mañana se reunió la Comisión de Transporte, donde luego de un intenso debate entre empresarios y funcionarios, además de gestiones con el Gobierno de la Provincia, se desembolsó el sueldo adeudado a los choferes.

En la reunión de la Comisión de Transporte, participó el intendente Carlos Fernández y la Defensora del Pueblo, Patricia Nittmann, junto a los concejales, el contador y propietario de la empresa prestataria del servicio.

Luego de la exposición del propietario, argumentando la falta de dinero para abonar el sueldo y esperando el apoyo del Estado, el intendente Fernández se comunicó con el Ministro de Hacienda de Misiones, Adolfo Safrán y para antes del mediodía, avisaron que la Provincia depositó el dinero.

Mientras que para las 16, los choferes pudieron confirmar que la empresa había realizado el depósito de los salarios en las cuentas bancarias, y nuevamente regresaron a trabajar.

“El empresario abonó los sueldos, según la nueva escala salarial, además de la segunda cuota del bono de enero. Ahora sólo queda pendiente la segunda cuota del bono, que se cobraría en el mes de marzo. Pagó todo y en efectivo, sin bien hasta último momento el contador de la empresa pretendía pagar con cheques de 20 mil pesos y la semana que viene liquidar el resto, lo que fue rechazado”, precisaron desde la Unión Tranviarios Automotor (UTA).

Asimismo, los trabajadores del volante se excusaron ante los usuarios, al tiempo que subrayaron que “el paro es la única medida fuerte que tenemos para presionar a la patronal en el cumplimiento de los sueldos”.