Ofrecía 5 mil pesos a cambio de recibir depósitos y transferirlos a otra cuenta. Los “asociados” veían el saldo pero eran créditos online que él sacaba con sus datos.

La Justicia intervino en un nuevo caso de supuesta estafa que era llevado a cabo por un joven. Se trató de una sesuda maniobra delictiva en la que determinaron que ofrecía una comisión a cambio de que sus víctimas le prestaran sus cuentas bancarias. Previamente les pedía los datos y así sacaba préstamos con los que además dejaba con deudas a los desprevenidos.

El Juzgado de Instrucción 7, a cargo del magistrado Miguel Mattos tomó conocimiento de la denuncia de un hombre de 41 años y de una joven de 22, quienes dieron cuenta de haber sido estafados por el sospechoso.

La modalidad del engaño consistía en captar asociados a los que les ofrecía un negocio en el que podían ganar 5 mil pesos con cada suma que era depositada en su cuenta. La transacción supuestamente consistía en que él les depositaba 30 mil pesos, y ellos debían transferir 25 mil a una tercera cuenta. Era un negocio redondo, ganar plata simplemente en un pase de manos. Pero la mentira duró poquísimo.

Los damnificados efectivamente vieron depositada esa cifra, pero luego se dieron cuenta que eran préstamos que el estafador sacaba con sus datos personales.

Claro, previamente, el intermediador financiero les había pedido que les facilitara su DNI y número de CUIT para enviarles el dinero.

Otra maniobra consistía en decirles que sus cuentas estaban embargadas y no podía depositarles el dinero. Les pedía sus datos para “destrabarlas” y así llevar a cabo su plan.

Advertidos de la maniobra lo denunciaron a la policía y así la División Cibercrimen inició la pesquisa para detener el accionar del supuesto delincuente. Con el número de contacto facilitado por las víctimas y las conversaciones que habían tenido, comenzaron a rastrearlo de forma virtual. Cuando recabaron las evidencias suficientes se comunicaron con el “financista” supuestamente interesados en participar del negocio.

Pactaron un encuentro con él en la plaza 9 de Julio y lo detuvieron en averiguación del hecho.  Fue trasladado a la comisaría Primera donde aguarda las decisiones del juez en turno.

Hasta ahora la información disponible refiere que son siete los damnificados. La investigación continúa para establecer si hubo más personas que cayeron presas del engaño.