Fue indagado e imputado provisoriamente por “abuso sexual con acceso carnal”. Optó por no declarar ante el juez de Instrucción 2 de Jardín América, Roberto Sena, seguirá tras las rejas. Tras su captura lo trasladaron a la cárcel de Azul por amenazar a la madre del niño

Fue detenido en las últimas horas un comerciante de Jardín América acusado de abusar de su sobrino de ocho años y de una hija (quien actualmente es mayor de edad), señalaron fuentes del caso.

La orden de arresto contra el individuo, de unos 40 años, surgió tras la primera denuncia en su contra, radicada por la madre del menor. A las pocas horas surgió una nueva acusación contra el mismo hombre, esta vez por parte de su hija, que si bien no trascendieron mayores datos, se cree que por abusos cuando la víctima era aún menor, indicaron las fuentes.

Por si fuera poco, la madre del niño solicitó una ampliación de denuncia en virtud de que recibió amenazas por parte del sospechoso y que le fueron enviadas de modo mafioso por un tercer involucrado, por lo que se le abrió otra causa al comerciante.

Esto motivó que, por orden judicial, el hombre sea trasladado desde la comisaría de Jardín América a la Unidad Penal VIII, con asiento en Cerro Azul. Tras cumplir un período de cuarentena el individuo finalmente será alojado en la cárcel de Puerto Rico (Unidad Penal VII).

Audiencia indagatoria

El acusado se abstuvo de declarar ante el juez Sena, tras lo cual fue imputado por el abuso del menor y continuará tras las rejas. En breve se fijará nueva audiencia en la causa donde fue denunciado por su hija y en el otro expediente que se le abrió por las supuestas amenazas que habría enviado desde el calabozo a la progenitora del menor.

En cuanto al niño, este Diario pudo averiguar que aún resta realizarse la Cámara Gesell, donde un Gabinete de profesionales del Poder Judicial escuchará el testimonio del menor. No obstante, un examen médico ya corroboró que existen lesiones compatibles con abuso sexual, agregó una fuente.

primera edición