Además, se habría enterado en prisión que cursa un embarazo. Tras ser imputada por la Justicia por “homicidio simple” fue trasladada al Correccional de Mujeres de Posadas.

La joven de 18 años que fue detenida tras ser acusada de asesinar de 15 puñaladas a un hombre que sería su pareja, declaró ante la Justicia que “lo hizo en defensa propia”, señalaron fuentes del caso.

Dicho testimonio fue en las últimas horas y en el marco de la audiencia indagatoria ante la jueza de Instrucción 2 de Eldorado, Nuria Allou, que sigue la investigación de la causa.

En la oportunidad la sospechosa fue imputada en forma provisoria por el delito de “homicidio simple”, por lo que deberá continuar tras las rejas hasta que se resuelva su situación procesal.

Tal como publicó PRIMERA EDICIÓN, el crimen fue perpetrado entre las 6 y las 6.30 del lunes 1 de febrero pasado, en el barrio Elena, ubicado en el kilómetro 1 eldoradense.

La víctima, Williams Armoa (50), clamó por ayuda e incluso habría dicho la identidad de la joven ahora detenida mientras agonizaba, según refirieron algunos vecinos a la policía. Al acudir a la escena, los uniformados hallaron a la joven arrodillada, con la mirada al vacío, en evidente estado de shock y al lado del cuerpo inerte de quien al parecer era su concubino.

El cadáver de Armoa, quien se ganaba la vida como changarín, estaba boca arriba sobre un enorme charco de sangre.

Con la llegada del médico forense se supo que la causa de muerte fueron quince heridas de arma blanca, en su mayoría a la altura del pecho.

Los mismos vecinos del lugar que atestiguaron haber escuchado a la víctima antes de morir, fueron quienes llamaron a los efectivos alrededor de las 6.45. Habían escuchado una fuerte discusión, por alrededor de unos 15 minutos, y luego silencio.

En cuanto a evidencias, los investigadores incautaron en la escena un cuchillo de cocina mango negro, que se presume fue el utilizado para cometer el crimen.

Por el momento se presume que la muerte del hombre fue el desenlace de una discusión de la presunta pareja, debido a que no está comprobado fehacientemente que vivían en concubinato o tenían ocasionales encuentros. No obstante, deben judicializarse testimonios que daban fe que la joven, quien no tenía ocupación, hacía un tiempo convivía en el citado domicilio, propiedad del hombre.

Con respecto a la defensa propia que alegó la joven en su indagatoria, se supo que la misma no presentaría lesiones acordes a un forcejeo violento o signos de lucha, por lo que la mencionada magistrada solicitó un reporte médico complementario. En la misma línea, solicitó una pericia psiquiátrica.

Embarazada

Una vez que estuvo detenida la joven se habría enterado que cursaba un embarazo reciente, indicaron las fuentes. Su defensa presentó un pedido de excarcelación, sin embargo le fue denegado por la jueza Allou.

En las últimas horas y tras declarar ante la Justicia la acusada fue trasladada al Correccional de Mujeres de Posadas, donde continuará alojada.

Mientras tanto, también es materia de investigación si la sospechosa al momento de ocurrir el homicidio tenía restricción de acercamiento hacia una expareja por violencia de género, según revelaron las fuentes.

primera edición