«Hace cuatro años y medio que me separé. Lo dejé por alcohólico, violento, abusivo, psicópata», explicó la víctima, lamentando que las autoridades judiciales no actúan pese a la cantidad de denuncias que tiene.

Con absoluta impunidad un comerciante oriundo de Gobernador Roca al mando de una camioneta atropelló de atrás varias veces el coche en el que iba su ex concubina con la actual pareja y la pequeña hija de ambos, de apenas cuatro meses.

Llegó a sacarlos del camino mientras amenazaba a los gritos que iba a matarlos.

Sucedió el domingo a la noche y la secuencia quedó filmada porque la mujer, cansada de los hostigamientos y de denunciarlo ante las autoridades sin consecuencias inmediatas, sintió que su último recurso para frenarlo era encender la cámara de su teléfono y dejarlo expuesto.

Hizo eso sumida en la angustia y mientras trataba de consolar a la pequeña que lloraba de forma desconsolada ante los bruscos impactos de la camioneta del violento.

Esa noche terminaron con la pequeña hospitalizada y hartos de pedir que alguien haga algo, decidieron exponer al acusado en Facebook, logrando la viralización de la filmación y el interés de las autoridades que recién entonces ordenaron su detención.

El hombre, identificado como Alfredo T. (44), estuvo prófugo hasta que finalmente, este mediodía lo capturaron en las inmediaciones de la distribuidora de la que es dueño.

Una patrulla de uniformadas de la Comisaría de la Mujer de Gobernador Roca lo capturó y puso a disposición del Juzgado de Instrucción Siete de Posadas, donde deberá responder -en principio- por delitos de lesiones, daños y amenazas hacia su ex pareja y la familia de ésta.

“Voy a exigir justicia”

Una vez publicado el video en el que se evidencia el accionar del comerciante, en la red social la víctima y denunciante detalló que «hace cuatro años y medio que me separé. Lo dejé por alcohólico, violento, abusivo, psicópata. Me divorcie y dejé todo eso atrás. La vida me dio la dicha de conocer a otra persona con quien comparto mis días en una nueva etapa pero ése tipo no supera, siempre busca la manera de afectarme con chismes, calumnias, o negándose a  depositar una cuota alimentaria acordé a lo que corresponde por ley. Pero yo decidí seguir adelante y no dejar que nada de eso me afecte, por eso hoy se tomó el atrevimiento de chocarnos».

«Durante el último año, al menos cinco veces solicité que mis hijos tuvieran una audiencia con el juez, ya que me cansé de que no se me tomé en serio, o que mi ex esposo declarara cualquier disparate. Por eso pedí que el juez recibiera a mis hijos, para que ellos cuenten toda la verdad y jamás los llamaron. Le pedí ayuda al juez de Roca y dijo que él no los podía recibir, pero que iba a intentar agilizar el trámite para que los recibiera el juez a cargo de la causa en Posadas. Eso jamás pasó y me cansé de ir mil veces a la comisaría y no obtener respuestas», añadió la mujer.

Y prosiguió: «Indigna que haya pasado un año y mis hijos aún no hayan podido declarar. Indigna reclamar mis derechos y que me llamen ‘la loca de las denuncias’. Indigna que aunque este tipo rompió la restricción más de una vez no lo hayan metido preso. Indigna que este tipo se crea un personaje por ser el ‘amigo de’ y por tener sus asesores quienes le dijeron como enajenar sus bienes para pasar la menor suma posible de cuota alimentaria. Indigna que crea que siempre se va a salir con la suya pero esta vez no, porque está todo filmado y voy a exigir justicia».

La reciente detención del sujeto le dio a la familia un poco de tranquilidad pero temen que al recuperar la libertad la situación se vuelva más violenta o finalmente cumpla con las amenazas de muerte que hizo la noche en que los atropellaba para sacarlos del camino. «Pedimos justicia», reiteraron.

El territorio