La policía busca a un hombre de 30 años denunciado por el robo de una carga completa y acusado de vender algunos muebles. Parte de las cosas fueron halladas ayer.

La policía de Alem encontró finalmente la mudanza de una familia posadeña que estaba perdida desde mediados de enero cuando contrataron un servicio para hacer el trasladado desde Posadas a Buenos Aires. Nunca llegó a destino y parte de los muebles fueron hallados en el barrio Jansen de Alem.

Este viernes efectivos de Investigaciones de la Unidad Regional VI con asiento en Leandro N. Alem, localizaron el cargamento que llevaba más de tres semanas extraviado y había sido reportado como robado. Se trata de una mudanza completa perteneciente a una familia de Posadas que se iba a mudar a Ciudad Evita, Buenos Aires.

Tras un allanamiento en una vivienda ubicada sobre calle San José del barrio Jansen, los policías encontraron en el interior cajas con ropa, una cama, colchones y demás muebles pero el hombre a quien conocen como “Diego”, de unos 30 años y que supuestamente dejó las cosas allí hace 20 días, se esfumó.

El mismo es apuntado como el que contrataron en Posadas para el servicio pero que en realidad nunca llevó los muebles a su destino original y es buscado desde que dicha mudanza fue dejada en Garupá y con el dato que varios elementos ya habrían sido comercializados en el mercado negro como un lavarropas, un juego de mesa y sillas de madera, y un aire acondicionado.

La investigación del hecho comenzó semanas atrás con la denuncia radicada en la seccional Tercera de Posadas.

Interviene el Juzgado de Instrucción 6 de Posadas a cargo de Ricardo Walter Balor. Integrantes de la familia damnificada tendrán que viajar hasta a Alem para reconocer los elementos mientras que persiste la búsqueda del sospechoso y los muebles que faltan.

Tal cual publicó este Diario, la denuncia se realizó el 12 del mismo mes, días después de que la familia contrató el servicio de un fletero a través de una publicación en redes sociales. Desde ese día las excusas fueron moneda corriente ante las preguntas de qué sucedió con la mudanza.

En principio el sospechoso contrató a un tercero para hacer el primer tramo del viaje, que llegó apenas hasta Garupá. Luego por información de vecinos, el destino fue la vivienda recientemente allanada.

Ahora resta dar con el sospechoso y según la propia familia, tienen audios enviados por esta persona prometiendo entregar los muebles hace poco menos de una semana pero también fueron amenazados porque el caso tomó estado público y llegó a la prensa.

primera edición