Había salido a mostrar una vivienda que estaba en alquiler en Hurlingham, Provincia de Buenos Aires  y lo mataron a golpes. Los investigadores tienen un video donde se ve a tres personas, presuntos autores del ataque

Un martillero público estaba desaparecido y su cuerpo fue hallado sin vida en las últimas horas en el interior de una casa que estaba en alquiler en la localidad bonaerense de William Morris, partido de Hurlingham.

La víctima fue identificada como Mariano Alberto Martino, de 58 años. Según los primeros detalles de la investigación, el hombre fue asesinado a golpes dentro del baño de una vivienda a la que había ido a mostrar a unos clientes.

El hallazgo se produjo en la propiedad ubicada en Delfor Díaz y Villegas. Martino estaba atado de pies y manos con precintos plásticos y tenía una tela alrededor de su cuello.

Estefanía, su hija, reveló que su padre había ido a mostrar la casa a una pareja y que la mujer fue la que se contactó con él para coordinar la visita. Relató que por filmaciones de una cámara de seguridad se puede ver cómo su padre y la pareja entran a la casa y luego de unos minutos otro hombre ingresa a la vivienda.

En declaraciones a TN, Estefanía contó que en esa grabación se ve también cuando salen los dos hombre y la mujer y su padre no. “Fue algo muy trágico. La mujer con la que se contactó por celular, es la que entró con su pareja a la casa. Luego entró otro hombre más y cuando salieron solo solo ellos tres”, detalló.

La joven contó que identificaron dónde estaba su padre por una aplicación de rastreo que ubicó el lugar donde se encontraba el dispositivo. Allí también estaba el auto de Martino.

Con un vínculo estrecho, Estefanía contó que se hablaba con su padre varias veces en la semana y que no lo había notado preocupado. “La semana pasada estuvimos juntos; me mudé y vino a verme. No me comentó nada sobre problemas económicos, incluso me dijo que el trabajo había repuntado en los últimos meses. Tampoco dijo nada si estaba sufriendo algún tipo de amenaza”, añadió.

Tomó intervención la UFI 1 de Moreno, que instruyó la causa como homicidio. Los investigadores tienen en su poder las cintas donde se puede ver a los presuntos atacantes salir de la vivienda y trabajan para identificarlos. “Está claro que acá algo pasó, porque esto no fue un robo. Lo mataron y parece que fue como algo preparado”, concluyó Estefanía.

Los presuntos atacantes quedaron registrados por las cámaras de seguridadLos presuntos atacantes quedaron registrados por las cámaras de seguridad

Esta mañana, algunas versiones no confirmadas por los familiares indicaron que Martino había tenido problemas con la venta de unos terrenos en la localidad de Moreno y que estaba afrontando un “juicio millonario”.

infobae