Boca arma su plantel para el 2021 y el misionero Esteban Rolón apareció como un posible refuerzo para el conjunto de Miguel Russo

El misionero Esteban Rolón dio positivo de coronavirus y es baja para  enfrentar a Boca | EL TERRITORIO noticias de Misiones.

Un marcador central zurdo (con el caso Marcos Rojo avanzado), un lateral derecho (Buffarini y Jara quedan con el pase en su poder en junio y ninguno conformó del todo en 2020), un volante central y un delantero centro.

Esos son los cuatro puestos en los que Boca busca refuerzos. La plaza del mediocampo, al parecer, ya tiene nombre y apellido: se trata del misionero Esteban Rolón, con presente en Huracán.

Nacido en la cantera de Argentinos, el ‘5’ explotó en el ascenso, cuando el Bicho dirigido por Gabriel Heinze dio el salto a Primera División, con Rolón como eje en 2017. Tan alto fue su nivel que fueron varios los clubes que pujaron por sus servicios, incluido el Xeneize, que entonces era conducido por Guillermo Barros Schelotto y gobernado por Daniel Angelici. Pero desde la Ribera entendieron que el costo de la ficha era alto. Finalmente, fue Málaga la entidad que pagó 3.5 millones de euros para contratarlo.

Pero en Europa su carrera se estancó. En España apenas disputó 19 partidos. Fue cedido a préstamo al Genoa, en el que tuvo tuvo algo más de continuidad en una temporada (20 encuentros). En el Globo, bajo la tutela de Israel Damonte, mostró retazos de su mejor versión. Y provocó que Juan Román Riquelme volviera a posar sus ojos en él.

La negociación no parece sencilla: su contrato con el elenco de Parque Patricios finaliza el 31 de diciembre. Y recién tendría una cláusula de salida en junio, pautada en 500.000 dólares. En Boca creen tener una llave para resolver una hipotética operación: Huracán le adeuda 800.000 dólares por el pase del delantero Andrés Chávez.

En la posición de volante central, el director técnico Miguel Ángel Russo cuenta con el colombiano Jorman Campuzano, el Pulpo Diego González (recientemente operado en el peroné izquierdo), el juvenil Alan Varela (de buenas participaciones cuando le dieron oportunidades) y Leonardo Jara, quien puede desempeñarse allí.

Rolón, de buen pie y panorama para distribuir, podría cumplir con el rol que tenía Pol Fernández, quien terminó siendo apartado del plantel tras su decisión de no renovar su vinculación con el Xeneize.

Por lo pronto, el plantel de Boca ya se entrena pensando en el renicio de la actividad local, agendado para el fin de semana del 14 de febrero.

el territorio