Para el empresario, la baja del precio del producto «es un arreglo para los frigoríficos nada más. Te venden el asado a $400 cuando el 50% es grasa y hueso. Te queda a $800 el kilo”. Se trata de un “rechazo de exportación de los chinos”.

El empresario de la carne Alberto Samid aseguró en las últimas horas en declaraciones radiales que el reciente acuerdo de precios del Gobierno con los frigoríficos “no sirve para nada” y consideró que en Argentina se venderá “carne de segunda” rechazada por otros países.

Samid, que está condenado por evasión y cumple arresto domiciliario, cuestionó que “en el país de la carne no se pueda comer carne”. Y agregó: “Este arreglo no sirve para nada. Es un arreglo para los frigoríficos nada más. Te venden el asado a $400 cuando el 50% es grasa y hueso. Te queda a $800 el kilo”.

Con respecto a la calidad de los productos, Samid remarcó que la carne que se venderá en el marco del acuerdo se trata de un “rechazo de exportación que ni los chinos los quieren” y sostuvo los “únicos bol… que la van a comer son los argentinos”.

Además, se animó a cargar directamente contra la decisión del gobierno de lograr un acuerdo de precios con los frigoríficos: “No hay que tener miedo de decirle al Presidente ‘Acá te equivocaste, cambialo´. Le dicen que está todo bien, después te pasa lo que le pasó a Macri, que hasta el último día le decían que ganaba las elecciones. Después perdió por 20 puntos”, manifestó en diálogo con El Destape radio.

En la misma línea, Samid recordó que en 2020 se registró el menor consumo de carne por argentino en 100 años. “Estamos por debajo de los 50 kilos. Estamos consumiendo la misma cantidad de carne que pollo. En un Gobierno peronista no puede valer $400 ó $500 el kilo de milanesa. No podemos hacer laburar a la gente por dos kilos de carne”, advirtió.

Fuente: Medios digitales

primera edición