Boca, con aporte de la misionera Yamila Rodríguez, goleó 7-0 a River y se consagró campeón del torneo de primera del fútbol femenino, el primer título oficial de la era profesional en Argentina.

Con una destacada actuación de la misionera Yamila Rodríguez, Boca goleó ayer a River por 7 a 0 en cancha de Vélez, en la final del Torneo Transición 2020, que consagró al equipo Xeneize como el primer campeón de la era profesional del fútbol femenino.

Las Gladiadoras se quedaron con el trofeo mayor en forma invicta y sin siquiera un gol en contra, en una temporada acortada por la pandemia, y dieron la vuelta olímpica después de ocho años, ya que su último título había sido en la edición 2013/14 del campeonato amateur.

Boca, el equipo dirigido por Christian Meloni, fue muy superior a todos los rivales que enfrentó y jugó una final perfecta para golear a su clásico rival y sumar su estrella número 24, la primera desde el que el fútbol femenino empezó su camino hacia el profesionalismo.

Los goles del partido definitorio fueron de Clarisa Huber, Yamila Rodríguez, Lorena Benítez, dos de Fabiana Vallejos y dos de Andrea Ojeda. Benítez, la futbolista del seleccionado argentino que trabaja en el Mercado Central de frutas y verduras, resultó la gran figura del campeonato.

Boca, por ser líder del torneo 2019/20 que se canceló por el coronavirus, y River, por ser finalista del Transición, serán los representantes argentinos en la Copa Libertadores que se jugará en marzo, en Deportivo Morón.

Un desborde de Rodríguez, oriunda de Posadas, mareó a la defensa de River y llegó Huber por detrás para abrir el marcador a los 13’ del primer tiempo. Pocos segundos después, con un remate desde afuera del área, Yamila aumentó la ventaja para el equipo de Meloni.

Boca era puro desborde de Carolina Troncoso y a los 31’ llegó el golazo de Benítez, otra de gran manejo, desde afuera del área para poner el 3-0. Unos minutos más tarde se repitió la fórmula: entró Troncoso por derecha, metió el pase para Andrea Ojeda, que se la dejó a Fabiana Vallejos, que puso el cuarto para las Gladiadoras.

Antes del final de la primera mitad, Andrea Ojeda (la goleadora histórica de Boca, la que suma 24 títulos y más goles que Martín Palermo con la camiseta xeneize) metió el quinto tras conectar el centro de Huber.

Ojeda, que superó como máxima artillera del torneo a Birizamberri (con 10 goles en total), marcó el sexto para Boca a los 13’ del segundo tiempo. Tres minutos después, luego del córner y tres rebotes en el área de River, Vallejos la puso en el ángulo de zurda y clavó el 7-0 final. Las Millonarias no lograron descontar.

En su camino a su primera estrella de la era profesional, las Gladiadoras llegaron invictas y sin goles en contra en el arco de Laurina Oliveros. En este campeonato Transición lograron cuatro victorias en la zona A (4-0 a Excursionistas, 2-0 a SAT, 2-0 a Gimnasia La Plata y 8-0 a Huracán), una goleada ante Platense por 8-0 en los cuartos de final, un triunfo de 2-0 sobre San Lorenzo en las semifinales y la goleada en el superclásico final por 7-0.

Lágrimas de felicidad

Tras la consagración, la misionera Rodríguez no pudo ocultar su alegría y frente al micrófono manifestó el deseo de seguir creciendo: “Dimos el último paso que faltaba y el sacrificio de todas no permite esto; estamos preparadas para lo que viene”.

“En lo particular no estaba pasando por un buen momento, pero en los entrenamientos me gané un lugar en el once inicial y lo pude confirmar en la cancha. Es un título más para Boca, y a la copa me la voy a tatuar”, cerró