Oberá amaneció hoy sin el servicio del transporte público de pasajeros, por el paro que realizaron los choferes de la empresa, ante la falta del compromiso de pago de un aporte no remunerativo y antes del mediodía el Estado Provincial depositó el dinero que fue transferido a las cuentas bancarias de los trabajadores, por lo que los colectivos urbanos volvieron a circular en la ciudad.

El reclamo de los trabajadores del volante era un aporte no remunerativo de 30 mil pesos que se debía haber pagado en diciembre, pero la empresa se atrasó y la semana pasada los chóferes, junto al gremio UTA, realizaron la primera jornada de paro en reclamo de lo adeudado.

Luego de una mesa de diálogo y compromiso por parte de la patronal, el servicio volvió a funcionar, hasta el día de hoy miércoles, donde regresaron a la medida de fuerza por el incumplimiento del propietario.

La empresa había manifestado en un comunicado que esperaba los aportes del Gobierno de la Provincia, pero recién hoy realizaron el depósito y fue transferida desde la empresa a los empleados, logrando destrabar el conflicto.

Corresponsalía Oberá

el territorio