Un día después del secuestro de seis toneladas del mismo estupefaciente en Candelaria

A partir del aviso, un móvil policial interceptó en un camino terrado de Nemesio Parma un camión con 161 bultos de la droga. Hay un detenido y buscan a otros tres implicados.

Mientras aún resuenan los coletazos por el secuestro del cargamento de seis toneladas de marihuana en la localidad de Candelaria y en donde además se detectó nuevamente la presencia de ladrillos con el logo del Primer Comando de Frontera (PCF), organización creada y dirigida desde la cárcel por el criminal Néstor Fabián “Negro” Rojas, ayer otro importante procedimiento contra el narcotráfico volvió a ser noticia en los medios provinciales.

Y es que luego de un exitoso despliegue investigativo iniciado por integrantes de una patrulla de la Seccional Decimonovena de la Policía de Misiones se logró interceptar sobre un camino terrado del paraje Nemesio Parma de la capital provincial otro camión, pero en este caso con casi cuatro mil kilos de la misma droga.

A raíz de esto, un motociclista que según las primeras averiguaciones oficiaba como campana y que iba delante del transporte fue detenido por los uniformados.

En tanto que otros tres hombres que viajaban en el camión lograron escapar, amparados por la espesa vegetación del lugar, y hasta el cierre de esta edición seguían siendo intensamente buscados.

Según detallaron fuentes que intervinieron en el procedimiento, la intervención policial comenzó cerca de las 5.30 de ayer mediante un llamado anónimo al Sistema 911 en donde se alertó de un posible traslado de estupefacientes en un vehículo en la zona conocida como Paraíso Costero, ubicado a unos 400 metros aproximadamente del río Paraná, en el mencionado paraje.

El dato rápidamente movilizó a una patrulla de la comisaría Decimonovena, a cargo de la oficial ayudante Bárbara Gaona, quien en compañía de varios camaradas acudieron de inmediato al lugar.

Siempre desde el aporte de los voceros consultados, en un momento determinado de los rastrillajes por los distintos caminos terrados de Nemesio Parma, la comisión policial divisó a lo lejos a un camión Ford con doble eje color rojo.

Y al instante, vieron cómo ocupantes abandonaron corriendo el vehículo al detectar la presencia policial .

Fue en medio de esta persecución cuando se logró detener al motociclista que guiaba al camión y cuyos datos e identidad no trascendieron.

Tras la primera requisa de los uniformados y luego de retirar la lona que cubría la carga del vehículo se contabilizaron 161 bultos de grandes dimensiones, los cuales fueron trasladados a una dependencia policial para conteo y pesaje.

Horas más tarde se confirmó que en total se secuestraron 3.931 kilos de marihuana que fueron puestos a disposición del Juzgado Federal de Posadas.

En el lugar se hizo presente el jefe de la Policía de Misiones, Comisario General Carlos Merlo, quien además de seguir de cerca los trabajos periciales felicitó al personal actuante por su rápido accionar.

Diez toneladas en dos días

El secuestro realizado en Nemesio Parma representó el segundo cargamento de marihuana incautado en menos de 48 horas en la provincia.

Tal como publicó esta matutino, el jueves, en el rotonda de Candelaria, una patrulla de Gendarmería Nacional (GN) que cumplía funciones en el peaje de Santa Ana detuvo la marcha de un camión con dominio brasileño que llevaba seis toneladas de dicha droga.

Lo que llamó la atención de los uniformados es que ese mismo transporte pasó el día anterior por el peaje, en sentido Posadas-Santa Ana, lo que despertó rápidamente las sospechas. Aunque lo más alarmante del operativo se dio durante el conteo. Allí se hallaron  panes con el logo y las iniciales del PCF, la organización narco creada por Néstor Fabián Negro Rojas. Es decir un dragón comiéndose la cola con unas hojas de marihuana al costado y un envoltorio azul. 

el territorio