El doble femicidio se produjo alrededor del mediodía de ayer lunes y el acusado, identificado como Jorge Vidal Fecha, fue detenido poco después por la policía.

Un hombre, devoto de San La Muerte, mató a escopetazos este lunes a su ex esposa y a su ex suegra en dos viviendas diferentes de la localidad santiagueña de Monte Quemado, Santiago del Estero.

En poder del sujeto los investigadores hallaron la escopeta que habría utilizado en los crímenes, concretados en dos viviendas del barrio El Porvenir.

Según informó el diario local El Liberal, todo comenzó cuando el acusado regresó de trabajar y se dirigió en su moto, con el arma de fuego escondida en la campera, hasta donde se encontraba su ex pareja Viviana Palmas, de 23 años, en la casa de una amiga.

La joven fue atacada allí a escopetazos y luego el femicida se dirigió hasta la vivienda de su ex suegra, Felipa Correa, de 39 años, a quien ultimó de un disparo en el pecho.

Si bien el criminal se dio a la fuga tras el segundo ataque, poco después fue localizado y detenido por efectivos policiales que había sido alertados del primer homicidio.

Tanto la joven como su madre fueron trasladadas de urgencia hasta el hospital de la ciudad, pero murieron a raíz de la gravedad de las heridas sufridas por los disparos.

Tomó intervención en el caso el fiscal de turno, Santiago Bridoux, quien declaró que “el hombre ya fue detenido, se secuestró el arma y el motovehículo”.

“Tenemos varios testigos porque el hecho sucedió a plena luz del día y en dos casas”, informó el fiscal.

El homicida se muestra en las redes sociales como un fiel devoto de San La Muerte y todos sus “me gusta” tienen vinculación con esa creencia.

En un principio había trascendido que además de a las mujeres, Vidal Fecha había ultimado también a su excuñado y herido de gravedad a su exsuegro, pero la policía confirmó más tarde que las atacadas fueron las dos víctimas fatales.

Fuente: Agencia de Noticias NA

primera edición