En plena madrugada, sorprendieron a un matrimonio, a su hija y a un menor. Tras efectuar un disparo se llevaron alhajas, dinero y celulares. No hubo heridos.

La Policía investiga un asalto que ocurrió durante la madrugada del domingo a metros de la rotonda del Acceso Sur. El blanco fue una familia que fue sorprendida por sospechosos armados.

El hecho ocurrió a la 1.30, en la intersección de la calle Félix de Azara y la colectora Nuestra Señora del Rosario del barrio Ñu Porá, Garupá.

Según la denuncia, un matrimonio, su hija y un menor de edad, quienes conformaban el núcleo familiar que reside en el lugar, se encontraban en la parte posterior de la vivienda, más precisamente en un quincho. Como la casa está en etapa de construcción, uno de los ingresos del frente no estaba totalmente asegurado y fue por allí por donde ingresaron los malhechores.

Eran tres, estaban vestidos con ropas oscuras, tenían los rostros cubiertos por capuchas y hablaban con acento lugareño.

Al menos uno de ellos efectuó un disparo de arma de fuego contra una puerta de madera para intimidarlos, como si ya no fuera poco que irrumpieran desconocidos en la casa.  Acto seguido, el delincuente apuntó a los presentes y les exigió que entregaran sus pertenencias.

En medio de la tensión uno de ellos les pidió “por favor” que se apuraran y colaboraran con ellos.

Tomaron alhajas de oro que una de las mujeres tenía puestas, los teléfonos celulares, una suma aproximada a 4 mil pesos y escaparon del lugar. Por lo que pudieron ver las víctimas, huyeron a bordo de una vieja camioneta Ford Ranger de color gris.

De forma inmediata uno de los damnificados se dirigió a la seccional Quinta para dar aviso a los policías. De esa forma comenzaron los rastrillajes para hallar a los responsables pero sin que el operativo diera sus frutos en los minutos posteriores. Efectivos de Criminalística de la Unidad Regional X llegaron al lugar para realizar las pericias de rigor.

Lo que llamó la atención a los investigadores es que los malvivientes no intentaron ingresar dentro de la casa en busca de más objetos de valor como ser más dinero o electrónica.

Con colaboración de personal de la División Cibercrimen, tomaron los registros de las cámaras de seguridad de la zona en busca de pistas que permitan dar con los autores del robo.

primera edición