La rotación de la Tierra hace que no todos los países reciban al mismo tiempo el Año Nuevo. Gracias a los 24 husos horarios en los que se divide la Tierra, hay lugares que celebran esta fiesta 17 horas antes que lo hacemos en Argentina.

 

Los 5 mil habitantes de la isla Navidad, en Kiribati, y los de Samoa, dos naciones situadas en el Pacífico Sur, son los primeros agraciados en recibir el 2021. Estos archipiélagos tropicales, con una población combinada de 300.000 habitantes, saludan al año entrante a las 10.00 GMT.

 

Los siguientes en la lista son quienes residen en la isla neozelandesa de Chatham, que está ubicada a unos 680 kilómetros al sureste de las principales islas de ese país. Luego, le toca al resto de Nueva Zelanda, Fiyi y Tonga que deberán esperar 60 minutos más para brindar por el año que comienza.

 

Posteriormente, será el turno a Rusia, Tuvalu, Nauru, las Islas Marshall; una hora después a Australia, cinco horas más tarde a Japón, Corea del Norte, Corea del Sur e Indonesia; luego a China, Taiwán, Filipinas y Singapur y 8 horas y media más tarde a India y a Sri Lanka.

 

Brindar a la tarde

En Argentina recibiremos el Año Nuevo 17 horas después de Kiribati, por lo que mientras los habitantes de la isla estén merendando, nosotros estaremos alzando las copas para brindar por el año que recién acaba de empezar.

 

Y cuando en Kiribati sean las 02: 00 del 1 de enero, recién en ese momento tocarán las campanas correspondientes a las 00:00 del Año Nuevo en las Islas Midland y Baker, que pertenecen a Estados Unidos, lo que representa una diferencia horaria de 26 horas de un extremo al otro, siendo estos dos archipiélagos los últimos en recibir al 2021.

 

Un caso curioso es el de las islas de Samoa y de Tokelau que hasta 2011 sus habitantes eran los últimos en celebrar. Sin embargo, para sincronizar el tiempo de los archipiélagos con los de sus socios comerciales que tenían un horario completamente opuesto, sus gobiernos decidieron adelantar su hora, lo que los hizo pasar de día. Es por eso que gracias a la Ley de Línea Internacional de Cambio de Fecha, se eliminó el 30 de diciembre por lo que se pasó de la noche del 29 directo a la madrugada del 31 y se convirtió así en uno de los primeros en recibir el año.

 

Los cambios de hora de acuerdo a las regiones y los países se deben a un consenso internacional que data de 1884, cuando en una conferencia en la que se reunieron representantes de varios países, se estableció el meridiano de Greenwich como longitud cero y meridiano estándar para determinar el tiempo.

 

Fuente: TN