Por presunto ajuste de bandas, asesinaron de un balazo en el pecho a un joven

Hay dos hombres de 20 y 23 años detenidos y el móvil del crimen sería por disputas ligadas al narcomenudeo entre los barrios A-4 y San Lorenzo, ambos de la zona sur de Posadas.

Efectivos de la Dirección Homicidios de la policía de Misiones detuvieron a dos hombres de 20 y 23 años, presuntamente involucrados en el crimen de un joven de 25 años identificado como Jonatan Elias Báez, ocurrido en el barrio A-4 de Posadas durante la madrugada de ayer.

Según fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN, el crimen se perpetró entre las 2.30 y 3 del lunes en una zona de plazoletas del mencionado complejo habitacional de la zona sur de Posadas. Unos vecinos hallaron tendido en una calle adoquinada a un hombre aparentemente sin signos vitales y dieron aviso a la policía.

Una patrulla llegó hasta la manzana 207 y se topó con el occiso y en las primeras impresiones se supo que había sido víctima de un disparo de arma de fuego. A unos metros del cuerpo encontraron varios casquillos de un arma presuntamente calibre 22 y eso fue la punta del ovillo para comenzar a desplegar la investigación.

Cerca del mediodía de ayer, uniformados de Homicidios allanaron dos viviendas del barrio San Lorenzo (lindante a A-4) y detuvieron a dos jóvenes de 20 y 23 años. Uno de ellos ocultaba debajo de la cama de la habitación un arma calibre 22 milímetros semiautomática, marca Tala, con nueve cartuchos del mismo calibre en cargador colocado, todo envuelto en prendas de vestir.

En la otra vivienda, secuestraron una motocicleta 110 marca Kikai negra, una bermuda oscura, una remera blanca y un par de zapatillas.

Una vez que retornaron al lugar en donde hallaron el cuerpo, secuestraron tres casquillos más que serán peritados con el arma incautada al mismo tiempo que el juez de Instrucción 3, Fernando Luis Verón, dispuso autopsia del cadáver.

En cuanto al móvil del crimen, se piensa que hubo una disputa entre víctima y victimarios en el barrio de los últimos. Supuestamente con una actividad arraigada a la venta de drogas al por menor y en medio de ingesta de bebidas.

Testigos mencionaron que hubo una discusión y que Báez regresó solo a su barrio pero al poco tiempo, los dos detenidos, supuestamente lo abordaron en una motocicleta y uno efectuó varios disparos con arma de fuego hasta que una de las balas impactó en la zona del pecho y literalmente le atravesó el corazón.

Una de las hipótesis que manejan los investigadores tiene que ver con que supuestamente el fallecido incurrió en el barrio de sus victimarios con el deseo de comprar droga y como no le vendieron, se tornó violento y desafió a pelear a los presuntos homicidas.

En ese interín, fue que se retiró del lugar pero sus agresores lo buscaron minutos después y lo atacaron directamente cuando atravesaba una de las plazoletas del lugar.

El magistrado interviniente y el personal policial a cargo de la investigación recabaron testimonios claves que en los próximos días serán judicializados pero una fuente adelantó que fueron fundamentales para la aprehensión de los ahora detenidos, por ahora los únicos dos sospechosos.

En primera instancia habían sido demorados tres hombres de 29 y 27 años respectivamente en calidad de averiguación de antecedentes ya que en el domicilio de uno de ellos secuestraron una motocicleta Honda 150 y tres cartuchos calibre 22, uno calibre 32 y otro 357 AP Mágnum. Aunque no guardarían relación al homicidio, se dispuso que continúen en calidad de demorados.

Los trámites correspondientes se realizan en la comisaría seccional Decimoprimera por cuestiones de jurisdicción al lugar del hecho, dependiente de la Unidad Regional X de la capital misionera. Durante la jornada trabajaron en colaboración con el personal de Homicidios justamente de la UR-X y la mencionada sede policial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.