Entraron a galpón, saquearon autos, tomaron whisky y hasta defecaron

Bronca e impotencia. Así se sintieron empresarios de Puerto Iguazú luego de que delincuentes destruyan y roben más de quince vehículos destinados al alquiler durante el fin de semana. Según las estimaciones iniciales, el valor del perjuicio superaría el millón de pesos y hasta anoche no había sospechosos detenidos.

Los damnificados esperan que al menos algunas cosas aparezcan, por lo que piden la colaboración de la comunidad para que reporte la comercialización de los elementos mal habidos.

Mientras tanto, efectivos de la Policía de Misiones de la Unidad Regional V siguen recabando datos para intentar identificar a los responsables y ya obtuvieron resultados alentadores.

Según detallaron las víctimas, el robo ocurrió en horas de la mañana del sábado. Los delincuentes ingresaron al galpón sobre calle Los Cedros -a 100 metros de la avenida Victoria Aguirre, pleno centro de la ciudad- donde una empresa que presta servicio de alquiler de autos en el aeropuerto Mayor Eduardo Krause tenia guardados los 37 automóviles que están al servicio.

Así “trabajaron” a sus anchas sobre al menos quince automóviles y terminaron llevándose ruedas, esteros y baterías. Como si fueron poco, muchas de las unidades terminaron dañadas en su estructura por la acción de las patas de cabra, con las cuales intentaron abrir los baúles y puertas.

Los vehículos de la empresa de alquiler de autos Hertz estaban almacenados en ese lugar de forma provisoria debido a pandemia. Si bien el lugar carece de agua y luz, contaba con varios candados y cerraduras reforzadas que fueron violentadas. Es por eso que no se descarta un trabajo de inteligencia previo de la banda que actuó.

Testimonio
“Supimos del hecho, porque un vecino del galpón se comunico con nosotros y nos contó que en el frente había al menos dos personas con ruedas de vehículos en la vereda. Cuando fuimos al lugar, entramos y vimos el desastre que hicieron con los autos. Al menos quince de ellos fueron desmantelados”, contó Vanina J., esposa de José Mamani, gerente de la empresa.

La mujer contó que tras ello se hizo la correspondiente denuncia en la Comisaría Primera de la Ciudad de las Cataratas. En tanto, en el lugar trabajaron efectivos de la Policía Científica de la Unidad Regional.

Los propietarios estiman que los malvivientes ingresaron casi al amanecer porque el lugar carece de energía eléctrica. Se hallaron en el inmueble patas de cabra que fueron usadas para romper la cerradura del baúl de los vehículos y así poder sacar las ruedas de auxilio y las ruedas de los autos. Como si fuera poco, los dueños del lugar tuvieron que toparse con la desagradable sorpresa del vandalismo.

“Se llevaron, esteros, baterías, ruedas, alfombras, todo lo que pudieron sacar de los autos. No sabemos si lo hicieron en una o dos noches, porque el viernes no fuimos al lugar. Además hicieron caca en el galpón, encontramos galletas y una botella de whisky vacía”, relató con bronca Vanina.

Según fuentes consultadas, las pesquisas del caso han logrado identificar a un conocido joven con frondoso prontuario que habría ofrecido ruedas al propietario de un taller mecánico. “Lo hacemos público para que las personas no compren o avisen si saben de quienes están ofreciendo estos elementos que son partes de nuestras herramientas de trabajo. Estimamos a grandes rasgos que el costo de lo que nos han robado supera un millón y medio de pesos”

el territorio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.