Detienen a pareja por “chapear” en la costanera luego de chocar un auto

Un gendarme y su novia, una agente de la Policía provincial, agredieron verbalmente a personal municipal y policial que acudió tras el siniestro. Fueron detenidos por infracción al código de faltas.

Un joven de 24 años integrante de Gendarmería Nacional y su pareja, una agente de la Policía misionera, fueron detenidos durante la mañana de ayer luego de que protagonizaran un desorden en plena avenida costanera de la capital provincial. Aparentemente bajo los efectos de alguna bebida, agredieron verbalmente a los uniformados que les requirieron la documentación del vehículo luego de un incidente.

El hecho ocurrió alrededor de las 6 de ayer domingo cuando se realizaba un control vehicular en la avenida Monseñor Kemerer (costanera), más precisamente en la zona de El Brete.

Efectivos de la Dirección Motorizada que acompañaban a inspectores de Tránsito Municipal advirtieron que un vehículo Renault Sandero colisionó a otro que estaba estacionado al momento de intentar una brusca maniobra.

Fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN señalaron que en ese momento del insólito siniestro, un oficial tomó contacto con el conductor del automóvil que colisionó al otro para requerirle la documentación e interiorizarse de lo sucedido, pero éste inmediatamente comenzó a insultar al personal policial y a decir textualmente “para que querés mi documento, yo soy gendarme, dejen de romper las pelotas acá”.

Al mismo tiempo, una joven de 25 años se presentó en la escena y lejos de tratar de calmar a su pareja, quien estaba en un estado de furia, se sumó al ataque verbal contra el uniformado. Además de menospreciar su jerarquía (oficial subayudante), amenazó al efectivo de la Motorizada que lo haría trasladar a un lugar lejos del interior ya que su padre tiene un alto rango en la fuerza y ella es actualmente agente.

Una vez que los revoltosos controlaron un poco la ira, se tomó nota de sus datos personales y se estableció que ambos residen en el barrio Itaembé Miní y que prestan servicios en el Escuadrón 61 de Salta, en el caso del gendarme, y en la comisaría Vigésima, en el de la joven.

Antes de que sea labrada el acta de infracción, por el siniestro y por el revuelo con la autoridad policial, la pareja fue sometida al test de alcoholemia y según una fuente consultada, ambos dieron positivo por lo que el vehículo fue secuestrado y trasladado al corralón municipal. Por su parte, a la pareja se le notificó el motivo de detención.

Según trascendió, en cuanto al joven, luego de los trámites legales, fue trasladado y entregado en el Escuadrón 50 de Posadas de Gendarmería Nacional en donde recuperó la libertad pero quedó supeditado a la causa contravencional y de resistencia a la autoridad.

Por su parte, la mujer fue demorada en la seccional Primera del barrio de Villa Sarita y luego de que remitieran los informes de lo sucedido a la comisaría en donde presta servicio, fue liberada. Intervino el Juzgado de Paz en turno en la ciudad de Posadas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.