Joven reveló en la facultad que fue abusada por su padre

La víctima realizó un trabajo final sobre violencia sexual en el que contó que fue ultrajada. La mesa examinadora le sugirió que radique la denuncia. Segunda jornada de Juicio en el tribunal de Eldorado por un delito contra la integridad sexual

Ayer se desarrolló la segunda audiencia en el Tribunal Penal de la ciudad de Eldorado contra un padre acusado de haber abusado sexualmente de su hija durante años. La jornada se cerró con la declaración de dos docentes que, enteradas del caso sugirieron a la víctima que radicara la denuncia.

Además, hubo testimonios de familiares directos del imputado. El debate pasó a cuarto intermedio hasta la semana próxima (miércoles), donde será el turno de los alegatos y la sentencia.

El martes, tras la lectura de elevación a juicio el hombre que actualmente tiene 45 años optó por hablar ante los magistrados y dar una extensa versión en la cual se defendió de la acusación.

Seguidamente fue el turno de su hija, hoy de 21 años, quien ratificó todo lo que había expresado en la denuncia. También hizo lo propio la madre de la víctima, relato en el que dio detalles acerca de cómo era la vida en familia cuando convivían.

Respecto al caso es necesario citar que la víctima comenzó a ser acosada sexualmente por su padre en 2012, cuando tenía seis años y vivían en Puerto Rico.

Lo que comenzó con manoseos derivó tiempo después en acceso carnal, cuando ella había cumplido los trece y ya se habían mudado a Eldorado. Ella nunca se había animado a contarlo porque estaba amenazada.

Según el expediente judicial, la furia de su padre explotó cuando en la mesa familiar ella confesó que tuvo su primera experiencia sexual con un adolescente. Fue castigada y cuando la madre no estaba en la casa fue violada por su padre. Esto se repitió en un número no determinado de ocasiones.

Sin embargo, ya con 18 años, se animó a contarle a su progenitora lo que había sufrido durante años y que por temor a represalias había elegido ocultarlo con el silencio. Poco tiempo después, ya como estudiante universitaria, realizó un trabajo final para una materia y eligió el abuso sexual como tema.

Desde la mesa examinadora dos docentes sospecharon que ella había sido víctima. En ese momento el secreto familiar tomó otro cariz, la joven les contó de su caso y fue así que le sugirieron que radicara la denuncia que derivó en la detención de su padre en el año 2019.

En tanto, ayer, en total declararon cinco testigos. El hermano de la víctima, las dos profesoras, la madre y una hermana del imputado.

Primera Edición

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *