La empleada de limpieza implicada en el robo al empresario de Eldorado

Una empleada doméstica de 46 años terminó siendo apresada por la Policía de Misiones bajo la sospecha de ser la autora del robo sistemático al empresario de la ciudad de Eldorado, Carlos Roberto Narinbauer Lowe.

Fuentes del caso indicaron que por disposición del juez de la causa se cumplimentó la orden de requisa sobre María D. S, la empleada de limpieza del denunciante, donde se procedió al secuestro de un teléfono marca Samsung A20 S y que luego la comisión se trasladó al domicilio de María, en cuya vivienda se procedió al secuestro de comprobantes de pago de servicios relacionados a la construcción, facturas de pagos contados de electrodomésticos varios (aires acondicionados, heladera, muebles varios, etc.); remitos por distintas sumas elevadas todo en relación a materiales de construcción, 5 fajos de pesos argentinos, conteniendo la suma de 140 mil pesos en efectivo discriminados en billetes de cien y mil pesos.

Los investigadores policiales además observaron varios muebles y electrodomésticos nuevos en el interior de la casa de la empleada de limpieza.

De acuerdo a lo que se pudo saber, en la casa se hizo presente horas después Miguel C., de 25 años, hijo de María, quien andaba en una Chevrolet Montana.

El juez dispuso un nuevo allanamiento en donde se procedió al secuestro del dinero, los muebles y el vehículo en el cual circulaba el hijo de la principal acusada.

El robo
Carlos Roberto Narinbauer Lowe, de 51 años, había manifestado que constató que sin ejercer violencia le sustrajeron la suma de sesenta mil dólares, aproximadamente, todos de billetes de cien dólares, que estaban ocultos en una bolsa blanca, en un mueble radio de madera antigua y que de eso, sólo lo sabían su esposa e hijas, usando el compartimiento desde hace dos meses aproximadamente.

El empresario dio a entender a la Policía que el robo se habría dado de forma «hormiga» ya que el día 12 de este mes de noviembre revisó el dinero y se percató que los fajos estaban «más finos», pero le restó atención hasta que luego constató el faltante total.

El Territorio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *