Acusado de raptar a un bebé había sido expulsado del país y mañana declararía

Ramón S. (42), el hombre acusado de raptar durante varios días al bebé de su pareja en Wanda, podría ser llevado mañana a prestar declaración indagatoria ante la Justicia, pero mientras tanto la investigación en su contra no deja de sumar elementos que comprometen severamente su futuro.

Tal como publicó El Territorio, el hombre está detenido desde el sábado a la tarde, cuando los investigadores intervinientes lograron ubicarlo en una vivienda de Puerto Esperanza después de una compleja y minuciosa pesquisa llevada adelante de manera conjunta entre la Policía y el personal de la Secretaría de Apoyo para Investigaciones Complejas (Saic) del Poder Judicial.

El implicado era buscado desde el jueves anterior, cuando su pareja lo denunció por llevarse a su bebé de quince meses y amenazarla telefónicamente desde la clandestinidad durante los días siguientes.

De acuerdo a lo consignado por fuentes consultadas, la causa continúa en etapa de sumario policial pero las autoridades confían en que las actuaciones prontamente sean elevadas al Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú para que mañana mismo el hombre pueda ser llevado a prestar declaración indagatoria.

En esa instancia, el detenido tendrá la oportunidad de brindar su versión de los hechos o bien abstenerse de declarar, sin que ese silencio le signifique presunción de culpabilidad alguna, tal como lo ampara su derecho.

Sin embargo, si situación se ve muy comprometida por los elementos que ya obran en la causa y por los que se van incorporando conforme pasan las horas.

Condena y expulsión

Es que en las últimas horas se develó que Ramón S. registra una condena por narcotráfico vigente e incluso se estima que se encontraba ilegalmente en el país porque hace exactamente un año había solicitado acogerse a la figura del extrañamiento, contemplada por la Ley N° 25.871 de Política Migratoria Argentina.

Según consta en los archivos del Centro de Información Judicial (CIJ), el 29 de mayo del año pasado fue condenado a la pena de cuatro años y tres meses de prisión por el delito de transporte de estupefacientes en calidad de coautor junto a un cómplice identificado como Elías Ezequiel V., que recibió la misma pena.

La sentencia fue firmada por el Tribunal Federal de Posadas, que homologó un acuerdo de juicio abreviado al que habían llegado los imputados y la Fiscalía interviniente.

El hecho que los llevó a prisión se registró el 23 de julio de 2017, cuando ambos fueron detenidos por la Gendarmería Nacional Argentina (GNA) durante un control efectuado sobre la ruta nacional 12, en una zona conocida como Gauchito Gil, en cercanías a Puerto Esperanza.

En esa instancia, los uniformados requisaron el Volkswagen Gol Trend en el que circulaban y terminaron hallando casi 350 kilogramos de marihuana. Allí, quedaron inmediatamente detenidos y la causa federal en sus contra avanzó hasta el momento del acuerdo de juicio abreviado.

Meses después de la firma de la sentencia, Ramón S., que es brasileño pero con última residencia en Puerto Libertad (Misiones), solicitó la aplicación de la figura del extrañamiento teniendo en cuanta que cumplía con los requisitos previstos por la ley: la mitad de la condena cumplida y no poseer otra causa abierta.

A razón de ello, en octubre del año pasado el mismo tribunal dio lugar a su pedido y en consecuencia lo puso a disposición de la Dirección Nacional de Migraciones para que se proceda a su expulsión. En el mismo fallo, que también se encuentra publicado en el CIJ, se difirió la extinción de su pena hasta el 23 de octubre de 2.021 y se estableció una prohibición de reingreso a la Argentina de manera permanente para el condenado.

A declarar

Mientras toda esta información se procesa, el hombre continúa detenido y mañana podría volver a comparecer ante la Justicia, esta vez por el rapto del bebé de su pareja.

Esta causa tiene su inicio el jueves de la semana pasada, cuando su pareja denunció ante la Policía que luego de una discusión el hombre tomó a su bebé de quince meses para huir con rumbo desconocido.

La dramática situación se extendió durante varios días, lapso en el cual presuntamente el hombre hostigaba telefónicamente a la mujer y lanzaba diversas amenazas, desde llevarse al niño a Brasil, hasta matarlo y luego suicidarse.

Ante este complejo cuadro, las autoridades del Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú articularon una minuciosa investigación en la que participaron en forma conjunta el personal de la Saic y los uniformados de la Unidad Regional V de la Policía.

Los primeros llevaron adelante un rastreo telefónico mediante el cual pudieron ubicar la zona de movimientos del implicado, aunque el radio de búsqueda aún era bastante amplio, por lo que efectivos encubiertos se dedicaron a realizar tareas de vigilancia en distintos lugares hasta obtener pistas concretas.

En medio de esta situación, la Comisaría de la Mujer de Puerto Esperanza recibió un llamado anómino que alertó la presencia del hombre cuyo rostro ya circulaba por todas las redes sociales en una vivienda del barrio Tareferos.

Los pesquisas avanzaron sigilosamente hacia el lugar apuntado, constataron la veracidad de la información y solicitaron el permiso para el allanamiento que terminó derivando en la detención del sujeto y en el rescate del bebé, que afortunadamente se encontraba sano y salvo y esa misma noche se reencontró con su madre.

Según indicaron las fuentes consultadas, al ver a la Policía el acusado intentó escapar pero no pudo lograrlo y en el lugar también se detuvo a otro hombre, cuya participación en el caso continúa en investigación y quien también deberá comparecer mañana en audiencia de declaración indagatoria ante la Justicia.

Por el momento, la causa se instruye por el delito de privación ilegítima de la libertad pero el paso clave será mañana, cuando ambos sean llevados a sede judicial.

Independiente de ello, el principal involucrado debería continuar tras las rejas ya que al incumplir las disposiciones de su expulsión tendrá que terminar de purgar lo que resta de su pena por narcotráfico.

El Territorio
Por: Jorge Posdeley

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *