Por la sequía peligra la producción anual y habría escasez de alimentos de la chacra

Misiones es una de las provincias afectadas actualmente por la sequía y esto impacta directamente en la producción agropecuaria. “La sequía es un tema que preocupa a los productores de toda la provincia, porque desde hace varias semanas que no llueve fuerte y está faltando agua en los reservorios, en los arroyos y se empiezan a complicar los cultivos y las pasturas”, afirmó en diálogo con El Territorio José Villasanti, presidente de las Ferias Francas de Posadas.

“Uno de los productos más complicados es la mandioca nueva, que va a escasear para las fiestas. Si sale será muy poco y serán aquellos que tuvieron un chaparrón o todavía tienen reservorio de agua”, resaltó.

“También se ve afectado el zapallo, la sandía, el melón y la producción anual, como el maíz y el choclo, y eso se va a ir sintiendo más cerca de las fiestas”, agregó.

También se está empezando a sentir la falta de agua en las pasturas y en la alimentación de los animales. “Acá no se salva nadie, las pasturas están cada vez más secas, hay mucho peligro de incendio. Los productores por suerte son solidarios y por ahí se prestan entre ellos para que sus animales tomen agua, pero si esto sigue así, va a ser grave el problema en verano”, lamentó.

Por su parte, Omar Olsson, presidente de la Asociación Plantadores de Tabaco de Misiones (APTM), coincidió en que “la sequía es un problema preocupante que está afectando mucho a los productores”.

“El agro misionero y en especial el sector tabacalero está sufriendo mucho porque estamos en época de crecimiento de la planta, de floración, y se necesita mucha agua que hoy está faltando en las chacras de la provincia”, agregó.

Preocupación en la zona Sur

Los intendentes de la zona Sur de Misiones se mostraron preocupados por la falta de lluvia en la provincia.

Ramón Gerega, alcalde de Tres Capones, comentó: “La situación es muy preocupante. Las máquinas las estamos poniendo al servicio del productor para hacer reservorios de agua, la mayoría de las vertientes se están secando. Tenemos problemas en algunas colonias y zonas rurales, donde se están secando los pozos de agua y estamos bastante desesperados porque sin agua no hay producción”. Y agregó que están colaborando sobre todo para salvar la ganadería.

Por su parte, el jefe comunal de San José, Jorge “Kike” Tenaschuk, aseguró que “está muy complicada la situación, se van secando los pozos, el suelo está perdiendo su humedad,  se están perdiendo pasturas y bajó mucho el caudal de los arroyos”.

En el mismo sentido, el jefe comunal de Azara, Daniel Yendrika, explicó: “Los colonos que plantaron yerba están regando todas las noches para intentar salvar los cultivos, pero estamos muy complicados. Las pasturas en los campos se están terminando y se está poniendo feo el tema”.

A su vez, la intendenta de Apóstoles, María Eugenia Safrán, explicó que “con las máquinas municipales estamos ayudando a los productores para hacer reservorios de agua para paliar la sequía”.

Por último, el intendente de Concepción de la Sierra Carlos Pernigotti explicó que “la situación es preocupante. “Nos ayudó un poco la lluvia de la semana pasada que cayó 25 milímetros, pero fue muy poco. Estamos arreglando las aguadas para que los animales tengan agua, pero si sigue sin llover se va a complicar”, contó.

Ante este panorama, la mayor preocupación de los municipios está puesta en la falta de lluvias, que de no concretarse en estos días, avanzarán en la declaración de la emergencia hídrica.

Centro y Norte

Héctor Sierjiejuk, encargado del sector de agua potable de la Cooperativa de Electricidad de Alem (Cela), que presta el servicio a poco más de 8.000 conexiones en la ciudad, aseguró: “Es evidente cómo va disminuyendo el caudal tanto de las perforaciones como de la represa”, en relación al reservorio de agua ubicado a la vera de Picada Sueca, donde se halla la mayor planta de tratamiento que posee la entidad y desde donde se abastece al 70% de los socios.

En ese sentido el profesional contó: “Habilitamos un acueducto que viene desde una pequeña represa que construimos frente a la Escuela 37”. Además pusieron en marcha una perforación ubicada sobre calle Haití y Cataratas del Iguazú y con eso lograron frenar un poco el descenso de nivel del embalse.

El presidente del Concejo Deliberante de Alem, Rubén Pineda, aseguró que la preocupación pasa no sólo por la provisión de agua en la ciudad, sino por los incendios que suceden a raíz de la sequía.

En tanto, en la localidad de Mojón Grande, el intendente Adrián Solís declaró la emergencia hídrica, “porque los cauces y reservorios tradicionales de la zona se están secando” y aseguró que en casos puntuales ya existen carencias para el consumo humano”.

Por otro lado, desde la Municipalidad de Arroyo del Medio, el alcalde Benito Da Silva contó que para poder satisfacer el uso básico del agua se está auxiliando a la población con tanques del municipio. Respecto a la zona rural, comentó: “Tenemos muchísimas vertientes y reservorios que se están secando. Estamos excavando, buscando los lugares donde puede haber agua y ahí estamos haciendo reservorios en conjunto con los colonos”.

Por otra parte, de acuerdo al censo realizado por la Secretaría de Producción y Desarrollo de Eldorado, en la ciudad y alrededores hay más de 125 productores hortícolas con diferentes niveles de producción y tecnología y muchos de ellos dependen del agua potable para llevar adelante sus cultivos.

Daniel Dos Santos, secretario del área, había adelantado a principios de octubre en declaraciones radiales que la situación era compleja y que varios productores, ya en ese entonces, habían planteado las dificultades que atravesaban. A casi un mes, la sequía no hizo más que acentuarse y agravar las consecuencias.

“Realmente es dramático. Gran parte de los cultivos se están perdiendo por la falta de agua y si continúa la situación, las pérdidas serán mayores. Nosotros desde el municipio estamos viendo de hacer un convenio con los bomberos voluntarios para poder acercar agua a los productores mediante sus camiones”, aseguró .

El problema central de los productores de Eldorado es que muchos carecen de tecnología para poder afrontar este tipo de situaciones. Gran parte de las vertientes que eran utilizadas por los productores para el riego se secaron. Ante este panorama, destacaron que faltan arietes, bombas, mangueras de riego, construcción de piletones o tajamares.

Hoy la mayoría de los productores están abocados a la producción de verduras de hoja, como acelga y lechuga, además de sandía y maíz. “Todos estos cultivos necesitan mucha agua para ser llevados a cabo’’, explicó Dos Santos.

“Si no aportamos soluciones urgentes se perderá mucho de las cosechas. Incluso en algunos lugares ya les está faltando el agua no sólo para los cultivos sino también para el consumo humano. La situación es tan grave que me parece que merecería pedir algún tipo de auxilio a la Provincia”, agregó.

Es que ayer se dio a conocer que la Cooperativa de Electricidad de Eldorado (Ceel), prestataria del servicio de agua potable, solicitó a la comunidad disminuir el consumo de agua debido a la bajante del arroyo Piray Miní, o de lo contrario anticiparon que deberán sectorizar el servicio.

El Ingeniero César Esterche, responsable del sector aguas, explicó que “La sectorización del servicio significará que algunos sectores en la ciudad  tengan agua mientras que a otros se les cortará en un determinado horario. Es la única forma que se garantice a todos los usuarios llegar a tener el líquido vital. Pero, de ésta manera, afectamos negativamente a aquellos ciudadanos que no posean tanques de reserva”.

En la localidad de San Pedro, la falta de precipitaciones torna crítico el panorama y el bajo caudal del arroyo Mbiguá no está dando abasto a la toma potabilizadora de agua, de la que depende el 90% de los usuarios.

“Con este crítica situación lamentamos informar a los usuarios que nos obligamos a suministrar el agua día por medio y rogamos que se use sólo para consumo humano” indicó Favián Franke, jefe del Instituto Misionero De Agua y Saneamiento (Imas) en San Pedro.

Por su parte, el intendente Miguel Dos Santos señaló: “Es increíble ver los arroyos grandes con un hilito de agua, esto es una alerta para todos, tenemos que comenzar a respetar los cursos de agua, mucha gente desmontó sin respetar los metros en los márgenes”.

El presidente de la Cooperativa de Agua Potable y Otros Servicios Públicos de San Vicente, Sergio Prox, solicitó a los socios “el uso responsable del servicio”.

En ese sentido indicó: “Estamos realizando una campaña de concientización del uso del agua y está prohibido lavar veredas y autos”.

“Estamos en alerta porque día a día vemos cómo bajan los niveles de las tomas de agua de los arroyos Guiray y Santa Rosa bajan día a día y a eso se suma que todas las semanas tenemos nuevos socios y nuevas conexiones”, explicó.

Declaran alerta hídrica en Montecarlo 
El Concejo Deliberante de Montecarlo aprobó la alerta hídrica por la bajante registrada en las últimas semanas ante la falta de lluvias, principalmente en el arroyo Itá Curuzú, de donde se bombea agua para el servicio. Con este instrumento, apuntan a trabajar en la concientización del uso racional del agua. Desde la Cooperativa de Electricidad de Montecarlo, entidad prestadora del servicio de agua potable también en El Alcázar y Caraguatay, informaron que la falta de lluvias está afectando sensiblemente las fuentes de abastecimiento. A esto se agrega la merma en la cantidad de agua de pozos perforados.

Andresito ya sufre las secuelas
En Comandante Andresito la situación es muy complicada y ya se ven las secuelas en el ganado.

Los productores Víctor Chamula y Darío Bruera señalaron a El Territorio: “La pastura no brota, hay atraso en la siembra de maíz, por ejemplo, que repercutirá en el invierno 2021. La baja del índice de preñez de los animales también impactará el año que viene y las fallas en la plantación de yerba mate son algunos de los problemas que estamos teniendo”.

En todos los casos los consultados mostraron su preocupación por la falta de lluvias de los últimos meses, agravado por la perspectiva de que esta situación se prolongaría en el tiempo.

“Como si esto fuera poco, se están secando aguadas y arroyos. Estamos realmente en emergencia. Tal vez la Provincia y la Nación, podrían declararla formalmente”, indicaron.

El Territorio

Por: Pablo Lizarraga

Con la colaboración de las corresponsalías de Eldorado, Alem, Bernardo de Irigoyen, Andresito, Montecarlo y San Pedro 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *