Declaran en rebeldía a chofer de una ex ministra implicado en una colisión fatal

A poco más de un año del siniestro vial que le costó la vida a Julián Martín Abente Gutiérrez (33), el conductor implicado en el caso no fue hallado para una requisitoria de la querella que representa a la familia de la víctima, por lo cual ahora el hombre se encuentra declarado en rebeldía y con un pedido de detención en su contra.

El implicado es José Antonio G., que al momento del hecho iba presuntamente alcholizado y al mando de un Toyota Corolla entregado en depósito judicial al Ministerio de Acción Cooperativa, ya que se desempeñaba como chofer de Élida Vigo, en ese entonces ex titular de esa cartera.

El siniestro había ocurrido durante la madrugada del 25 de agosto de 2019, en la rotonda de acceso al barrio A3-2, aunque la víctima falleció luego como consecuencia de las graves lesiones sufridas y el chofer involucrado fue excarcelado semanas después tras cumplimentar los primeros pasos judiciales de la causa por homicidio culposo.

Actualmente, la causa penal aún se encuentra en etapa de instrucción, pero también avanza en el ámbito de la acción civil y justamente en circunstancias de una última requisitoria solicitada por la querella que representa a la familia Abente, encabezada por los letrados Federico Tilli y Cristian Bareiro, fue cuando se encendió la alarma.

Las fuentes consultadas por El Territorio detallaron que recientemente la querella solicitó la realización de un examen socio-ambiental del chofer involucrado y la notificación de una demanda civil en su contra, pero cuando la Policía acudió hasta el domicilio que el hombre había establecido al momento de ser beneficiado con la excarcelación no lo hallaron.

Incluso, las mismas fuentes señalaron que “ni siquiera en el barrio saben de él”, por lo cual ahora la querella avanzó en la situación y solicitó que se arbitren los medios para que el hombre sea nuevamente puesto a disposición de la Justicia.

En la causa interviene el Juzgado de Instrucción Dos de Posadas, cuyas autoridades a fines de la semana pasada dispusieron que el automovilista sea declarado en rebeldía y se solicite su detención.

Los voceros del caso indicaron que la notificación fue enviada a las partes el viernes, entre ellas a la defensa del hombre, aunque hasta el momento el implicado no fue hallado ni tampoco se puso de manera voluntaria a disposición de la Justicia. “Claramente está evadiendo el accionar judicial”, apuntó una de las fuentes.

El pedido de detención fue emitido a la Policía, pero desde la querella pretenderían que el aviso sea extendido a todas las fuerzas de seguridad y también a Migraciones, ante el temor de que el hombre pretenda profugarse.

El caso

Según informó en su momento la Policía de Misiones, el siniestro se registró poco después de la 1 de la madrugada del domingo 25 de agosto del año pasado, en la rotonda acceso barrio A3-2 de la capital provincial.

El hecho fue alertado al 911 y al lugar acudieron los efectivos de la Comisaría Décima, quienes constataron lo sucedido.

Julián Abente Gutiérrez, que manejaba una bicicleta playera y regresaba del trabajo, fue trasladado de forma inmediata al Hospital Madariaga en ambulancia, donde estuvo internado durante dos días hasta su fallecimiento el martes 27, a las 3.40 de la madrugada.

Su estado desde un principio fue crítico y las 48 horas de internación las pasó en terapia intensiva con respiración asistida.

Los médicos que lo atendieron en aquel entonces determinaron que había sufrido un traumatismo craneoencefálico grave, fractura de clavícula izquierda, luxación de cadera izquierda, fractura de tibia izquierda, fractura de peroné, contusión pulmonar, fasciotomía de muslo izquierdo.

Estas lesiones graficaron la violencia del impacto -el parabrisas del auto quedó destruido- y la velocidad a la que presuntamente se desplazaba el Corolla.

En esa instancia también se pudo establecer que el test de alcoholemia arrojó 1,10 gramos de alcohol en sangre en el conductor implicado, quien no sufrió lesiones de gravedad.

Los efectivos notificaron a las autoridades del Juzgado de Instrucción Dos de lo ocurrido y el magistrado Fernando Verón (por aquel entonces a cargo del juzgado por subrogancia), ordenó la detención del implicado y que los vehículos fueran incautados.

Claves del caso
Hecho. Julián Martín Abente Gutiérrez (33) iba en bici cuando fue embestido por un Toyota Corolla en la rotonda de acceso al barrio A3-2. Quedó internado y murió dos días después.

Implicado. El automovilista involucrado resultó ser José G., que al momento del hecho cumplía funciones como chofer de Élida Vigo, por entonces ex titular del Ministerio de Acción Cooperativa.

Rebeldía. El implicado fue beneficiado con la excarcelación hace un tiempo pero recientemente la querella quiso notificarlo de una demanda civil y allí se encendió la alarma porque no estaba en la casa.

El Territorio
Por : Jorge Posdeley

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *