Como en Europa, Fernán Quirós habló de un potencial rebrote de coronavirus en la Ciudad de Buenos Aires

El ministro de Salud porteño aseguró que la mejor manera de contenerlo será “con políticas públicas y cuidados individuales y colectivos”.

En medio de la situación de Europa, que está están atravesando el segundo brote de contagios de coronavirus, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, advirtió que eso podría ser «naturalmente» posible en la Ciudad.

“Si podemos hacer un buen aprendizaje de este aspecto vamos a poder mitigar, disminuir o contener un potencial rebrote en la Ciudad de Buenos Aires que naturalmente podría darse con toda perfección y tenemos que implementar políticas públicas y evitarlo”, aseguró.

Desde su perspectiva, Quirós analizó el comportamiento en Europa tanto de ciudadanos como de los gobiernos, dijo que debe servir de aprendizaje y resaltó:  “Durante el verano europeo perdieron los componentes que habían bajado la primera curva«.

«Las políticas públicas disminuyeron en su intensidad, la ciudadanía tenia una falsa sensación de finalización del problema y había perdido su capacidad de cuidarse de los contagios y el cambio de dinámica social por la aparición de las vacaciones hizo que el virus encuentre otros lugares para circular”, explicó el funcionario.

En este sentido, advirtió que es importante sostener el uso de barbijo, la distancia social y el lavado de manos aunque los casos desciendan y pidió evitar los «súper contagios»: «Tenemos que concentrarnos en los encuentros de varias personas en lugares cerrados de poco volumen de aire donde la gente está mucho tiempo». Y agregó: «En eso tenemos que trabajar y ese fue un gran problema en Europa”.

El funcionario porteño fue muy tajante al asegurar en conferencia de prensa que “el coronavirus aún es una amenaza para la salud pública y la economía de la Argentina y la Ciudad» y que «la mejor manera de sostener las actividades que se van liberando es manteniendo cuidados básicos que son fundamentales: que no haya reuniones sociales en lugares cerrados y mal ventilados, que sean al aire libre, que cuando hay gente que no convive se use el barbijo dentro del domicilio porque nunca podemos saber quién está enfermo y quién no”.

Luego de informar que la tasa de positividad en la Ciudad sigue en descenso y que actualmente es de 18,8%, el ministro recordó que «la forma de contener la contagiosidad tiene que ver con la capacidad que tenemos como sociedad de cuidarnos individual y colectivamente y la capacidad del Estado de rastrear, testear y aislar rápidamente».

«Con esa combinación vamos a poder mitigar ese potencial rebrote que probablemente ocurra pero si ocurre en pequeña escala sería algo poco relevante”, aseguró.

Aunque se mostró optimista respecto de los avances de las potenciales vacunas que están en estudio, Quirós dijo que «en marzo o abril si todo marcha bien estaremos terminando la vacunación a los grupos de riesgo«. A su vez, advirtió que «eso no evita un rebrote» sino que «evita el daño y la mortalidad de los más vulnerables» y que «como la vacunación no es completa el contagio va a seguir ocurriendo entre personas de menos riesgo”.

Consultado por los requisitos que impondrá la Ciudad a los turistas que lleguen del extranjero o de otras provincias de la Argentina, Quirós adelantó que en estos días tendrán reuniones con Nación para poder determinarlo pero que evalúan el pedido de PCR y de una declaración jurada como «elemento esencial en el proceso de seguridad».

Clarin.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *