Por el primer positivo, San Antonio plantó un retén en el acceso y suspendió todas las actividades por 15 días

Más de siete meses después de decretada la cuarentena devenida luego en aislamiento y distanciamiento social, preventivo y obligatorio, la localidad de San Antonio -frontera seca con Brasil- sumó en esta jornada su primer caso positivo de coronavirus, por lo que sus autoridades plantaron un retén policial en el acceso y suspendieron todas las actividades que estaban permitidas, incluso las reuniones sociales.

El caso fue confirmado de manera extraoficial a El Territorio tanto por personal sanitario como por autoridades de la comuna, quienes adelantaron que sería notificado de manera oficial en el parte epidemiológico que emite diariamente el Ministerio de Salud de Misiones.

De acuerdo a la información recabada por este medio con distintas fuentes, hasta el momento no se pudo establecer el nexo epidemiológico del paciente por lo que de forma preventiva, fueron aisladas las personas que tuvieron contacto estrecho en las últimas horas, tanto en San Antonio como en Bernardo de Irigoyen.

Sobre la última localidad, también fronteriza con Brasil, actualmente existe un caso sospechoso del cual todavía no se tiene el resultado del hisopado, pero cumple aislamiento domiciliario hasta que se confirme su condición.

Retén policial y restricciones

En línea con el primer positivo, el Comité Municipal de Emergencia Sanitaria y Epidemiológica de San Antonio resolvió, por ordenanza 34/2020 del Concejo Deliberante, cerrar los accesos a la localidad y plantó un retén policial y de salud en la rotonda principal del pueblo.

También suspendió “toda actividad en espacios públicos (plaza, plazoletas, campo de deportes, playón deportivo, balnearios no habilitados, campings), reuniones sociales (cumpleaños, casamientos) y encuentros de cualquier índole durante los próximos 15 días”.

La normativa además establece que el horario de atención para los rubros habilitados será hasta las 20, exceptuando solamente a las farmacias, que deberán atender por ventanilla y a las estaciones de servicio.

Nadie entra sin salvoconducto

Más allá de eso limitó el acceso y salida de la localidad sin el salvoconducto que otorga la Policía, a toda persona que no tenga domicilio en San Antonio y/o transite dentro de los límites del municipio.

En cuanto a las personas domiciliadas que estuviesen residiendo en forma temporal o permanente en otras provincias o país, si decidieran regresar “deberán cumplir la cuarentena obligatoria la cual será constatada por las fuerzas de seguridad, siempre y cuando los familiares directos los reciban en sus domicilios y acepten también cumplir dicha cuarentena. En caso contrario no podrán ingresar a la localidad”.

Solo podrán ingresar sin restricciones las personas que transporten alimentos e insumos de primera necesidad.

Las personas que incumplan las reglas serán multados y en el caso de los negocios, sufrirán clausuras de entre 5 a 15 días.

El Territorio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *