Por la crisis hídrica, municipios piden auxilio a otras comunas

El municipio de Profundidad está viviendo una situación crítica por falta de agua potable y pidió urgente asistencia a la vecina comuna de Candelaria, que desde el miércoles está colaborando llevándole más de 30.000 litros del vital líquido de forma diaria.

El agua potable para asistir al otro municipio se saca de la Cooperativa de Agua y Otros Servicios Públicos (Coscal) y se traslada en un camión cedido por la Municipalidad de Candelaria, cuyo tanque tiene capacidad de 8.000 litros.

El camión es cargado por el personal municipal unas cuatro o cinco veces por día, según la necesidad, y se dirige al municipio del Cañadón llevando tan esencial líquido para uso doméstico.

El presidente de la Coscal, Rudy Joner, señaló a El Territorio que “recibimos una nota de la intendente de Profundidad, Silva Estigarribia, solicitando la asistencia a su comunidad con agua potable y no dudamos un segundo en socorrerlos y lo haremos las veces que sea necesario”.

Además, Joner comentó que “el agua es vital y no podemos dar la espalda a quienes la necesitan, Candelaria también pasó momentos difíciles hace unos años y ahora gracias a la nueva planta y tanque de almacenamiento, renovación y reparación de redes estamos en condiciones de abastecer a nuestro municipio y en este caso de emergencia al municipio vecino”.

En tanto que desde la Municipalidad de Candelaria, que presta el camión cisterna para trasladar el agua hasta Profundidad, dijeron que “realmente es un momento difícil para los vecinos de Profundidad y debemos ser solidarios. Apenas se hicieron presentes en Obras Públicas informándonos de la situación, se dispuso de un camión para realizar la tarea de traslado del líquido elemental, más aún con tan altas temperaturas”.

A su vez, desde el municipio de Profundidad explicaron que la situación que están viviendo es crítica, el pozo perforado se secó, de noche junta algo de agua pero no es suficiente para llegar a las casas.

La intendenta, Silvia Estigarribia, viajó a Posadas para agilizar las gestiones para la apertura de otro pozo perforado y así paliar el crítico momento, pero la obra va a demorar unas semanas. “Toda esta situación se está generando por la falta de lluvias y de seguir así se vislumbran unos meses muy complicados”, sostuvieron desde el municipio afectado.

En la colonia

Por otra parte, la localidad de Bonpland no es la excepción a la crítica situación que se vive en gran parte del Sur misionero, si bien aún hay agua, el presidente de la Cooperativa de Aguas de Bonpland, precisó a este medio que el caudal del arroyo Mártires mermó mucho.

“La situación es difícil y si no llueve se puede complicar más», comentó Darío Belher, integrante de la cooperativa, y agregó que la parte más difícil “la está viviendo la gente de la colonia”.

En igual panorama está Fachinal. “Hay pozos perforados que se secaron”, indicó el intendente Juan Carlos Benítez a este medio, motivo por el cual están realizando una campaña de concientización en la población para que no derrochen la poca agua existente.

Además explicó que “estamos trabajando con las máquinas viales, principalmente una retroexcavadora, para limpiar las vertientes para que los productores puedan tener el líquido. Aunque hay algunos que se dedican a la horticultura y que no poseen sistema de riego que ya perdieron la cosecha”.

El intendente de la Capital del Cordero dijo además: Los productores ovinos lo que más están sintiendo es la falta de pasto, ya que como no llueve el pasto no crece para alimentar a las majadas”.

En tanto, el Concejo Deliberante de Campo Ramón declaró la Emergencia Hídrica en Villa Bonita a pedido de la Mutual General San Martín.

El ente prestatario del servicio informó que es preocupante la disminución del caudal de agua que genera la falta de lluvias en la zona.

La ordenanza, como soporte jurídico, faculta al Consejo Directivo de la Mutual a tomar las medidas correspondientes para garantizar el servicio a la población.

Por otra parte, la Cooperativa de Agua de Campo Ramón, también solicitó análisis y estudio para idéntica declaración en jurisdicción del servicio del pueblo.

“Es una gran preocupación en la zona, el tajamar donde se toma el agua para Villa Bonita está muy bajo y están tomando de otro vecino, donde hicieron la conexión de caños, pero la bajante esta complicada junto a la falta de lluvias”, manifestó Enrique Skavinsky, presidente del Concejo Deliberante de Campo Ramón.

Se solicitó a la gente que no cargue las piletas y está prohibido lavar las veredas o autos.

Pero la problemática no solamente es en el pueblo, “en Colonia Paraíso el pozo perforado está casi sin agua, los vecinos estaban solicitando retroexcavadoras para abrir zanjas y llevar agua para los animales”, reconoció el concejal.

Mientras que desde el Ejecutivo municipal y la mutual de Villa Bonita trabajan en un proyecto para lograr hacer una obra para que puedan tener agua del arroyo El Bonito con un acueducto.

En Panambí la situación es idéntica y sufren la bajante del arroyo que abastece. También mermó la producción de agua en los pozos perforados y la municipalidad asiste con camiones a los sectores más complicados. Así, el intendente Rosendo Fuchs reconoció que los animales sufren la falta de agua y que buscan la alternativa para ayudar a los colonos.

A su vez, la escasez de lluvias tiene a maltraer a los casi dos mil socios de la Cooperativa de Servicios Públicos de Puerto Libertad. De las diez perforaciones existentes se secaron cuatro y no dan abasto, racionalizándose el servicio en los distintos barrios con una provisión de lunes a viernes de 8 a 17.

El tesorero de la entidad, Carlos Miguel Giménez, destacó que en momentos críticos reciben ayuda de Bomberos Voluntarios. “Con el municipio estamos gestionando nuevas perforaciones”, expresó.

El Territorio

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *