Misiones alternativa

Somos la primera generación en tomar la iniciativa para tratar de combatir el cambio climático en el mundo y somos la última generación que puede”. La frase tuvo como contexto una conferencia sobre, justamente, los cambios que está teniendo el mundo en cuanto al clima, y fue expresada por un representante de Suiza. Sin embargo, se corresponde con lo que ocurre en todos los países del planeta: el tiempo se agota.

El cambio climático es un hecho y las más mínimas acciones tienen gran repercusión en el ambiente, aunque parezca imperceptible a la rutina diaria. La gran cantidad de desechos y la mala utilización de los recursos naturales provocan consecuencias graves sobre la tierra. El calentamiento global no es un mito.

La buena noticia es que son muchas las formas de ayudar a mitigar lo que ocurre en el mundo. Una de ellas es buscando nuevas maneras de generar energía. Las denominadas energías alternativas van teniendo un rol protagónico en los nuevos sistemas sustentables.

Paneles solares, biomasa, molinos de viento y pequeñas represas en los arroyos, son algunas de las maneras más frecuentes de fuentes de energía desarrolladas, principalmente en las zonas rurales, donde es más común tener faltante de redes eléctricas.

No obstante, se trata de una práctica que en Misiones ya ha tomado un norte y se posiciona como una de las prioridades de gestión.

Plan de acción
Justamente, este eje provincial llevó además a la reglamentación de una ley muy esperada: la Ley de Balance Neto. De esta manera, todos los consumidores que deseen obtener energía de fuentes renovables podrán hacerlo.

Si bien, la idea es el autoconsumo, también existe la posibilidad de que el excedente energético pueda inyectarse a la red, obteniendo a cambio un descuento en el valor de la próxima factura, de acuerdo a lo estipulado por la ley. Todo ello, no sólo logra un ahorro importante en las facturas de luz, sino también, contribuye a la reducción de emisiones de carbono a la atmósfera.

La preservación del medio ambiente es un factor clave para impulsar estas iniciativas, que se suman también a muchas de carácter privado que se están gestando en la Tierra Colorada. Sin embargo, no es la única razón para pensar en las energías alternativas. El crecimiento poblacional y una demanda cada vez más grande provocada por un consumo masificado residencial e industrial provocan la imperiosa necesidad de buscar nuevas fuentes.

Por: Nazarena Torres

El Territorio

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *