Paraguay: Las niñas argentinas fueron ultimadas por la espalda, mientras huían

Las dos niñas argentinas asesinadas por un grupo de élite del gobierno paraguayo en un supuesto enfrentamiento con integrantes del grupo guerrillero EPP, murieron por balazos que ingresaron en sus cuerpos “desde atrás hacia adelante”, confirmó ayer Christian Ferreira, el médico forense que examinó los cadáveres a pedido de la Justicia paraguaya.

Las menores fueron identificadas oficialmente por el gobierno argentino como María Carmen Villalba, nacida el 5 febrero 2009, y Lilian Mariana Villalba, con fecha de nacimiento el 28 de octubre de 2008. La inscripción fue realizada en la ciudad de Clorinda, Formosa, informó el Ministerio de Relaciones Exteriores de la nación. Tienen 11 años una y la otra cumpliría 12 el mes próximo.

La confirmación de la forma de muerte y las heridas que recibieron las niñas es clave porque derriba de plano la versión del gobierno paraguayo que aseguraba que las muertes se habían producido en un enfrentamiento.

La autopsia determinó que el primer cuerpo “tenía seis heridas de arma de fuego: dos disparos en el glúteo lado derecho, uno en la región axilar derecha, uno en el tórax y dos en la pierna izquierda, uno en el muslo y otro por debajo de la rodilla”, dijo el forense Ferreyra en declaraciones a Radio Monumental de Asunción.

“El cuerpo dos tenía dos heridas de bala y un refilón. Una a nivel del cuello. Que entró del lado derecho y salió del lado izquierdo. Otra a nivel abdominal, a nivel del ombligo. Estaba en la misma posición. En situación de huida. Los dos cuerpos estaban boca abajo y tenían heridas de atrás hacia adelante. Probablemente estaban huyendo, es lo que presumimos nosotros, y es lo que dijeron (en el lugar) también los integrantes del grupo táctico”, agregó.

Por su lado, el gobierno paraguayo siguió insistiendo ayer en que se trató de un enfrentamiento. Sin embargo, ya en horas del mediodía el presidente Mario Abdo Benítez se mostró compungido y reflexivo por la muerte de las menores en contraste al entusiasmo que había manifestado el día anterior. Dijo que él también tiene hijos de esa edad y le dolía las muertes, pero insistió en enmarcarlas en un supuesto enfrentamiento con el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

La niña María Carmen figura como hija de la abogada Miriam Villalba, que reside en Argentina y es hermana de Osvaldo Villalba, líder de la organización. La mujer designó como abogada en Asunción a Daisy Irala para que realice gestiones de repatriación de los cadáveres.

Reclamo argentino
Al mismo tiempo, a última hora de ayer, Cancillería argentina emitió un comunicado donde demanda al gobierno paraguayo “el esclarecimiento y la identificación de responsables por la muerte de dos ciudadanas argentinas de once años de edad”.

“Se mantienen contactos con las autoridades paraguayas a efectos de esclarecer las circunstancias en que se produjeron los decesos y se han iniciado los trámites consulares pertinentes. Hasta tanto se aclaren las circunstancias de estos lamentables fallecimientos, sobre la base de evidencias, se considera incorrecto hacer apreciaciones prematuras.

Por tanto, rechazamos de la manera más enérgica las expresiones injustificadas del general Héctor Grau como Comandante de la FTC, adjudicando a la Argentina haberse convertido en una ‘guardería de soldados del Ejército del Pueblo Paraguayo’, así como toda otra manifestación que busque encubrir responsabilidades”, dijo Cancillería. El Territorio intentó comunicarse ayer con el coronel Grau, aunque sin éxito.

En Asunción, por su parte, organizaciones de derechos humanos manifestaron su preocupación y hablaron de “crimen de Estado” En un comunicado la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay expresó que el supuesto “enfrentamiento entre la FTC y el EPP, ocurrido en Yby Yaú, Concepción, presenta características inquietantes de un crimen de Estado”.

“Además de lo criminal del operativo, resulta inexplicable el apresuramiento por sepultar los cuerpos antes de que sean identificados y entregados a sus familiares. Pareciera existir premura por intentar borrar evidencias del terrible suceso”, denunciaron.

En Puerto Rico
Familiares de las víctimas, como autoridades del vecino país confirmaron ayer que las niñas residían en la localidad de Puerto Rico, Misiones, con la abuela de parte de la familia Villalba. Las nenas son primas entre sí. Hijas de Osvaldo Villalba y Magna Mesa (María Carmen) y la otra Lilian Mariana, hija de hermana de Osvaldo -se cree de Lilian-, y anotada en argentina como hija de Mirian Villalba, también hermana.

Información que hizo trascender el Ejército paraguayo da cuenta que las menores ingresaron desde Argentina por un paso ilegal en noviembre o diciembre del año pasado.

Los familiares cuestionan esto, aunque no aportan fecha exacta del viaje a Paraguay, al afirmar que el gobierno paraguayo insiste en demostrar que las niñas eran parte de la guerrilla y que estaban desde hace más tiempo en el vecino país.

El Territorio intentó contactarse ayer con la abuela que residiría en Puerto Rico. Familiares dijeron que la mujer estaba muy afectada emocionalmente por las muertes y que se había mudado a otro lugar por cuestiones de seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *