Separan a policía por hurto de repuestos de motos

Una denuncia por la desaparición de partes y repuestos de una moto que se hallaba en resguardo de la División Secuestros de la Unidad Regional II, derivó en una investigación interna que apuntó las responsabilidades en un agente que cumplía servicio en la Seccional Quinta de Oberá.

En consecuencia, en primera instancia el policía fue separado del cargo y se inició una causa judicial por hurto que se tramita ante el Juzgado de Instrucción Dos.
Según fuentes de la fuerza, si bien las pruebas en su contra serían causal de pase a disponibilidad, por el momento la Jefatura de la Policía sólo dispuso el traslado a una jurisdicción del Norte de la provincia.

En concreto, el último viernes el agente Ángel B. fue notificado de la denuncia en su contra y dejó de prestar servicio en la Seccional Quinta.
La denuncia que activó la investigación interna fue radicada por el propietario de una moto que se hallaba en la División Secuestros (ex destacamento) de Cien Hectáreas.
Tras abonar la correspondiente multa de tránsito, el dueño retiró su rodado y fue cuando constató el faltante de partes y repuestos, por lo que radicó la denuncia.
Por tratarse de un depósito policial, desde un primer momento las sospechas apuntaron al personal de guardia, aunque luego las pistas señalaron al citado agente, quien se desempeñaba en la Seccional Quinta, ubicada a una cuadra del resguardo de vehículos secuestrados.
Fuentes del caso precisaron que en ocasiones Ángel B. se dirigía a dicho depósito con el argumento de lavar el móvil de la Quinta, instancia que habría aprovechado para sustraer los repuestos.
Dicha denuncia se registró justo un mes después de que otro agente, quien se desempeñaba en la Seccional Tercera, fue acusado por intento de robo perpetrado en una vivienda del centro de la ciudad de Oberá, tras lo cual fue trasladado a otra jurisdicción.
El Territorio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *