Una misionera en el último éxito de Netflix

“No sé lo que me pasó. Sólo Dios sabe de mí. Sé que mi vida no importa, está perdida, pero la de Santi sí importa, porque tiene que tener una vida mejor que la mía”, dice Gladys ante un tribunal que la está juzgando por un delito grave. Ella es una joven empleada doméstica cama adentro, según cuenta en un piso en Recoleta. De alguna manera es parte de esa familia que esconde secretos, y de otra también, la biológica, que esconde otros secretos. Pero son más que eso, son crímenes.

Gladys es la misionera Yanina Ávila (29), uno de los personajes principales de Crímenes de Familia, el último estreno de las plataformas Netflix y CineAr.

La película del argentino Sebastián Schindel encabeza el ranking de las más vistas del país y relata una cruda trama que articula precarización laboral, violencia de género, discriminación y salud sexual y reproductiva.

La cinta ya es la más vista en Netflix de Argentina y está entre las más vistas de Latinoamérica: está primera en México, cuarta en Brasil y Chile. Quinta en España y Francia, En Arabia Saudita está novena. En Rumania es la séptima, en Marruecos está sexta. Crímenes de familia ocupa, además, el séptimo lugar en el ranking mundial de la plataforma. “Es increíble lo que está pasando, está andando bárbaro. Una película chiquita, argentina, sólo pensada para el mercado local y está séptima en todo el mundo, vista por millones de personas”, deslizó su director al respecto.

El filme cuenta con la participación de Cecilia Roth, Miguel Angel Solá, Benjamín Amadeo, Sofía Gala Castiglione y Yanina Ávila.

La historia narra la caída en desgracia de Alicia (Roth), una madre desesperada que tratará por todos los medios de evitar que su hijo Daniel (Amadeo) entre en la cárcel tras ser acusado de abuso e intento de homicidio por su ex pareja.

De forma paralela, Gladys (Ávila), la empleada doméstica de Alicia y su marido, Ignacio (Solá), también es juzgada por un crimen terrible, cuyos escabrosos detalles se van descubriendo conforme avanza la trama.

Pero más allá de esta premisa inicial se esconde un relato plagado de enigmas, mentiras y conflictos morales, una “película de mujeres, una historia de tres madres y de lo que son capaces de hacer por el amor a sus hijos”, destacó Schindel en diálogo con la agencia EFE. “Los conflictos que más me gustan trabajar son los conflictos que no tienen solución, que son los de la vida misma”, agregó respecto al filme que cuenta con el apoyo de ONU Mujeres y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La historia está inspirada en dos crímenes reales, sin relación alguna entre sí, salvo que ambos eran delitos “agravados por el vínculo”, que fue el título preliminar del proyecto durante mucho tiempo.

Respecto a la selección del casting, el director aseguró que se trató de un gran desafío, sobre todo para la misionera. Al igual que el personaje de Gladys, Ávila es una empleada doméstica también en la vida real y tan sólo participó en una película anteriormente, por lo que para ella se trató de un “reto mayúsculo”: “Hubo que convencerla y traerla a Buenos Aires, era la primera vez que viajaba en avión y la primera vez que estaba en la ciudad. No podría estar más feliz con la experiencia de que ella se haya animado a interpretar este rol y haya puesto mucho de su historia personal en esto”, señaló Schindel.

Yanina es oriunda de 25 de Mayo y es madre de dos niños de 9 y 4 años.

Comenzó a actuar por casualidad, un día de hace unos años, cuando un equipo de productores audiovisuales llegó desde Buenos Aires hasta el Centro Integrador Comunitario CIC para realizar un casting.

Ella estaba haciendo las tareas de limpieza del salón y una amiga le insistió para que haga la prueba.

Así fue como la seleccionaron para ser parte de Una especie de familia (2017), y luego fue convocada para integrar el elenco de la cinta Crímenes de familia (2020).

Para desarrollar sus personajes contó con entrenamiento actoral y se nutrió de los saberes y la cultura de la Tierra Colorada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *