Procrear: a fin de mes se adjudicarán los primeros 40.000 créditos

Son 40 mil créditos de las dos líneas disponibles hasta el momento: una de mejoras para el hogar, de hasta 50 mil pesos, y otra de refacciones, de hasta 500 mil pesos.

El Gobierno definió la fecha del primer sorteo del plan Procrear. Será la última semana de agosto para las 200 mil personas que estiman que estarán inscriptas para ese momento. En esta primera instancia se sortearán 40 mil créditos de las dos líneas que fueron habilitadas hasta el momento: una de mejoras para el hogar, de hasta 50 mil pesos, y otra de refacciones, de hasta 500 mil pesos. La inscripción a las otras siete líneas, entre las que se encuentran las de créditos hipotecarios, se realizará a partir de septiembre.

El relanzamiento del plan Procrear fue anunciado el martes 4 de este mes. En 10 días, el sitio obtuvo 6 millones de visitas. Hasta el momento se inscribieron 160 mil personas. “Hubo más inscriptos de los que esperábamos”, aseguró Luciano Scatolini, titular de la Subsecretario de Política de Suelo.

Tras la inscripción online, el banco evalúa la situación crediticia de la persona y que cumpla con los requisitos . En ese caso, accede al sorteo. Desde el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat terminan de definir los últimos detalles del sorteo, pero buscarán que sea público para mostrar que se lleva a cabo con transparencia.

Hasta el momento fueron habilitadas dos líneas de crédito: la de hasta 50 mil pesos, con 120 mil cupos y la de hasta 500 mil pesos, con 70 mil cupos. La de refacciones se divide en tres: hasta 100 mil pesos, hasta 250 mil y hasta 500 mil. Las últimas dos son las que cosecharon mayor interés. En la primera instancia se realizarán 40 mil sorteos, pero luego habrá otras instancias, con fechas a definirse. Los beneficiarios serán notificados por el correo electrónico que dejaron en la inscripción y también a través del sitio web. Los que no sean seleccionados, quedarán en la base de datos para los próximos sorteos.

El dinero será depositado en la cuenta bancaria de los solicitantes que hubieran salido sorteados, que será creada por el Banco Hipotecario, único fiduciario del programa. El depósito, que se realiza con fondos públicos, se realizará en septiembre y podrá ser utilizado con tarjeta de débito. Además, se deberá hacer un rendimiento de cuentas para demostrar que los fondos fueron utilizados para la mejora o la refacción del hogar.

Scatolini consideró que los créditos serán utilizados seguramente en cambios de aberturas, mejoras en techos, el agregado de una pieza o de un baño, entre otros. Esperan que aumente la demanda en la materia prima de construcción, como cerámica, madera, aluminio, plomería, singuería y revestimiento en general. Para evitar lo que ocurrió con los artículos del hogar, que en cuarentena tuvieron una alta demanda y fueron el rubro que más subió en la inflación , desde el Ministerio de Hábitat trabajan en una especie de “Precios Cuidados” de materias primas junto al Ministerio de Desarrollo Productivo y cadenas de comercialización.

La devolución del préstamo se realizará recién en enero de 2021, para que el beneficiario tenga un “período de gracia” para comenzar a devolverlo. En ambas líneas la tasa de interés es del 24 por ciento. Para los créditos de hasta 50 mil, la devolución será en 60 cuotas mensuales y para los de hasta 500 mil, en 120 a 180 cuotas.

Las nueve líneas de créditos del Procrear se dividen entre los créditos personales (destinados solamente a cuestiones de vivienda) y los créditos hipotecarios. A fines de agosto se habilitarán dos nuevas líneas: una de los personales, la llamada “Mejoramiento de Gas”, para acceder hasta 3 bocas de gas, y una de los hipotecarios, llamada “Desarrollos Urbanísticos”, para conjuntos de vivienda en predios Procrear. Hay tres licitaciones abiertas, en Chaco, Buenos Aires y Santa Cruz.

Uno de los más esperados es el crédito hipotecario, que tendrá 30 mil cupos para construcción. El comité ejecutivo del Procrear definió que sea por un monto equivalente para la construcción de una vivienda de entre 60 y 65 metros cuadrados. Si la persona tiene ahorros propios va a poder utilizarlos para completar más metros. Para quienes no cuenten con un terreno, habrá oportunidades a través del plan nacional del suelo. “El objetivo es que la expectativa del crédito no sea acompañada con un alza del precio de la tierra. El esfuerzo del Estado no se lo tiene que llevar la especulación”, concluyó Scatolini.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *