Nacionales: “El dióxido de cloro no es un medicamento y puede traer consecuencias gravísimas para la salud”

En esta época de Covid-19 surgieron muchos “medicamentos mágicos”, que en realidad no lo son. Se han promovido en el mercado numerosos productos que contienen dióxido de cloro o derivados, solos o en combinación, que indican falsamente tener propiedades curativas.
“El dióxido de cloro es un compuesto químico que tiene usos industriales, es altamente oxidante, se utiliza como blanqueador o desinfectante, pero no está autorizado para el consumo humano”, explicó Natalia Rodríguez, vicepresidente 2° de la Federación Farmacéutica (Fefara).
En diálogo la farmacéutica alertó que el dióxido de cloro “no es un medicamento y puede traer consecuencias gravísimas para la salud”.

Ingerir este oxidante puede causar irritación en todo el tracto digestivo, dolor, vómitos, diarrea, una intoxicación severa.

“Si se inhala el dióxido de cloro puede generar edema pulmonar, broncoespasmo, complicaciones respiratorias gravísimas y hasta problemas de erosión de los dientes”, alertó.
“Es muy delicado lo que está pasando. La recomendación a la sociedad es no utilizar productos que no están habilitados como medicamentos. Se está estudiando como se estudiaron cientos de alternativas terapéuticas en este tiempo, pero no hay nada concluyente que certifique que sirva para el Covid”, comentó Rodríguez.
El tema del dióxido de cloro tomó trascendencia en la última semana luego de que la conductora Viviana Canosa lo bebiera durante su programa “Nada personal”.
“Dejen de prohibir tanto que ya no alcanzo a desobedecer todo”. Con esa frase en una cartulina se despedía de su programa nocturno.  Acto seguido bebió un trago de una botella que tenía a su lado y dijo que era CDS (dióxido de cloro). “Voy a tomar un traguito, yo no recomiendo pero les muestro lo que hago”. Tomó, guiñó un ojo, levantó su pulgar derecho y dijo hasta mañana.
En las últimas 72 horas, dos muertes relacionadas con el dióxido de cloro volvieron a poner el tema en foco. El viernes, la de un hombre jujeño, de 50 años, de la localidad de San Pedro. Y el sábado la de un chico de 5 años, de Plottier, en Neuquén. En ambos casos se están investigando las razones de los fallecimientos.
Es por ello, que el Ministerio de Salud de la Nación volvió a recordar ayer que el dióxido de cloro no sirve para prevenir el coronavirus y puede provocar graves riesgos para la salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *